Cómo reparar la goma de tu nevera

reparar goma frigorífico

 

Como ya comentamos en la anterior entrada de 7 trucos para reducir el gasto de luz de tu nevera, este electrodoméstico es uno de los que mayor consumo energético suponen para los hogares. Por lo que es muy importante tener la goma de nuestra nevera en perfectas condiciones para evitar las pérdidas de frío.

En la siguiente entrada, te damos algunos consejos para que puedas reparar la goma fácilmente tú mismo y así evitar un consumo innecesario.

 

He recibido mi nevera nueva, ¿Qué tengo que hacer con la goma?reparar goma del frigorífico

Es posible que cuando vamos a utilizar nuestra nueva nevera por primera vez, nos demos cuenta de que la goma está más dura de lo que debería y no cierra del todo bien; esto es totalmente normal ya que, para mayor durabilidad de la misma y protección durante el transporte, desde fábrica vienen de esta manera.

Continúa leyendo para saber cómo arreglar los pequeños problemas que puedan surgir con la goma de tu nevera.

 

Consejos para ablandar la goma de la nevera

Para ablandar la goma, podemos simplemente utilizar un secador de pelo. Si, has leído bien, con un simple secador de pelo podremos ablandar la goma para que logre cerrar mucho mejor, simplemente dándole calor para que el material se dilate. Podrás utilizar también una pistola de calor para ablandarla fácilmente.

 

Las gomas están pegadas

Es posible que una vez desembalemos nuestro frigorífico, las gomas estén más pegadas de lo normal. Un truco sencillo, es pasar el dedo para separarlas, o algún elemento no cortante como el mango del cepillo de dientes, por ejemplo. Lograremos que estén perfectas para su uso y parezcan más «esponjosas».

 

Hidratarla

La vaselina pura es un truco que utilizan hasta los técnicos para que la goma siempre se mantenga en buen estado. Además, hidratándola conseguirás recuperar la forma original. La vaselina pura es un buen ingrediente para hidratar el caucho que compone la goma y que deje de estar tan rígido.

Eso sí, tendremos que asegurarnos de que es vaselina pura y de que no tiene ningún otro componente que pueda dañarla. En cualquier farmacia podremos encontrar este producto.

 

Burlete adhesivo 

burlete autoadhesivo

Con un simple burlete autoadhesivo, podremos reparar la goma de la puerta del frigorífico. Son burletes de caucho para puertas y ventanas los que podremos adquirir fácilmente en una ferretería o centro de bricolaje, y que nos sirven perfectamente para este cometido.

Aconsejamos pegarlo lo más posible por el borde interior de la goma, para que no se note o se note lo menos posible.

 

Repuestos

Aunque esta es una solución más cara, es una de las mejores soluciones si ninguno de los conejos anteriores nos es útil y vemos que la goma de la nevera está bastante deteriorada o simplemente queremos cambiarla totalmente sin ningún tipo de reparación.

Podremos acudir al servicio técnico oficial de la marca para que nos den los repuestos originales para nuestro modelo. Esto será lo más adecuado para asegurarnos que queda perfectamente adaptada y para que no tengamos ningún problema de compatibilidad.

Siempre podremos adquirir repuestos que sean compatibles con nuestro frigorífico, pero sin ser originales. Eso sí, es posible que nos duren menos tiempo.

 

Cierre hermético

cierre hermetico

Hay otra solución menos estética pero más efectiva para que nuestra nevera cierre correctamente. Además de ser útil para

aquellos hogares con niños, para evitar que se abra accidentalmente la puerta.

Son muy fáciles de instalar, simplemente pegando en ambas partes de las puertas el adhesivo de sus almohadillas.

 

¿Has intentado alguna vez cambiar o arreglar la goma de tu nevera? Estaremos encantados de leer tus opiniones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.