5 recetas de jabón casero para lavadora

Los perfumes químicos e ingredientes derivados del petróleo de los detergentes de supermercado son perjudiciales tanto para nuestra piel como para el medio ambiente, por lo que hacer nuestro propio jabón líquido o en polvo para lavadora es una buena forma de ahorrar dinero, cuidar de ti y del medio ambiente, ¡además de divertido!

En el blog de La Casa Tecno te explicamos 5 recetas de jabón líquido y en polvo casero para lavadora. Con los que conseguirás unos resultados iguales que cualquier detergente industrial y todo ello ecológico.

¿Por qué utilizar detergente casero para lavadora?

Todos los productos industriales tienen multitud de ingredientes que a la larga pueden perjudicarnos a nosotros, por lo que cuanto más los evitemos mejor:

  • Reduciremos nuestro impacto ambiental. Algunos tienen ingredientes derivados del petróleo y al utilizar ingredientes como el aceite de oliva usado favoreceremos la economía circular.
  • Eliminaremos perfumes artificiales que pueden ser los causantes de muchas de las alergias. Muchas de las fragancias utilizadas en este tipo de productos de limpieza son disruptores endocrinos que interfieren en el sistema hormonal.
  • Ahorraremos dinero. El coste de los ingredientes para hacer este tipo de jabones son muy económicos y se pueden encontrar fácilmente tanto en supermercados como por internet.
  • Evitaremos seguir generando envases de plástico. Ya que para embotellar nuestro jabón podemos reutilizar un envase de detergente antiguo no generaremos más residuos innecesarios. Y si no tenemos ninguno y lo embotellamos en botellas de cristal mejor que mejor.
  • Conocer los ingredientes. Como tú te prepararás el jabón sabrás en todo momento qué ingredientes estás utilizando, así que di adiós a los fosfatos, perfumes artificiales, conservantes…
  • Te divertirás fabricándolo. Si eres un manitas y te gusta hacer tus propias manualidades y tareas, esta te encantará hacerla.

A tener en cuenta:

Antes de comenzar a hacer tu jabón es importante que sepas el tipo de agua y los utensilios a utilizar.

  • El tipo de agua de tu ciudad, porque aquellas zonas con agua dura pueden ser problemáticos este tipo de jabones formando residuos tanto en la ropa como en la lavadora o los tejidos.
  • Si tienes agua dura y quieres hacer este jabón, lo ideal será utilizar agua destilada.
  • Utiliza utensilios viejos o que no utilices para cocinar comida ya que así evitarás posibles contaminaciones.

Jabón líquido con jabón rallado

Una de las recetas más sencillas y con las que no necesitarás utilizar nada más que 3 o 4 ingredientes según lo que prefieras. Evitando además el uso de sosa cáustica que puede ser perjudicial y que es imprescindible para las recetas que utilizan aceite usado.

Ingredientes

  • 100 gramos de jabón en pastilla, el que más te guste.
  • 2.5 litros de agua
  • 3 cucharadas soperas de bicarbonato de sodio
  • Aceite esencial (opcional)

Elaboración

Elige el jabón más natural posible, porque no todos evitan usar químicos y estas elaboraciones buscan ser lo más naturales posibles.

  1. Ralla el jabón con un rallador o con un procesador de alimentos.
  2. Pon una olla a hervir al fuego y añade 2.5 litros de agua.
  3. Una vez haya comenzado a hervir, añade el jabón rallado y remueve hasta que se derrita.
  4. Cuando esté completamente deshecho agrega las 3 cucharadas de bicarbonato y remueve bien.
  5. Una vez la temperatura esté por debajo de los 40ºC aproximadamente, agrega los aceites esenciales si prefieres un olor concreto. Este paso es opcional y no altera la eficacia del jabón.
  6. Embotéllalo en el recipiente que quieras.

Jabón con nueces de lavado

Si no conoces estas nueces son una fruta del árbol del jabón (Sapindus Mukorosi) que crece en India y Nepal y que tienen una sustancia llamada saponina. Esta sustancia en contacto con el agua produce un jabón natural.

Ingredientes

  • 15 nueces enteras o 30 mitades
  • 3 litros de agua
  • Aceite esencial (opcional)

Elaboración

  1. Pon una olla a hervir con 2 litros de agua y las nueces.
  2. Cuando comience a hervir deja cocinar una hora aproximadamente.
  3. Apaga el fuego y deja reposar 8 horas como mínimo.
  4. Cuela el agua y embotéllalo.
  5. Pon de nuevo la olla al fuego con el litro de agua restante durante media hora y después cuela la mezcla. Deja reposar como mínimo 8 horas como la vez anterior.
  6. Mezcla ambos líquidos en la botella que desees.

Jabón en polvo

Es ideal para lavar ropa blanca y conseguir que brille mucho más. Además que es una receta sencillísima y que no tardarás nada en hacer.

Ingredientes

  • 200 gramos de jabón natural en pastilla
  • 75 gramos de bicarbonato sódico
  • 150 gramos de percarbonato sódico

Elaboración

  1. Mezcla todos los ingredientes con movimientos envolventes hasta que estén perfectamente integrados en un bol. Si deseas un resultado mucho más fino ralla el jabón o pásalo por un robot de cocina o batidora.
  2. Guarda el resultado en botes de vidrio.

Consejo: cada lavadora y cada carga es diferente, pero con 2 cucharadas en el cajón de la lavadora tendrás más que suficiente.


Jabón en polvo para ropa oscura

Ingredientes

  • 200 gramos de jabón natural en pastilla
  • 150 gramos de bicarbonato sódico

Elaboración

  1. Mezcla todos los ingredientes con movimientos envolventes hasta que estén perfectamente integrados en un bol. Si deseas un resultado mucho más fino ralla el jabón o pásalo por un robot de cocina o batidora.
  2. Guarda el resultado en botes de vidrio.

Consejo: cada lavadora y cada carga es diferente, pero con 2 cucharadas en el cajón de la lavadora tendrás más que suficiente.


Jabón líquido con suavizante concentrado

Ingredientes

  • 500 gramos de jabón natural
  • 1 litro de agua
  • Aceite esencial (opcional)
  • Varilla o batidora eléctrica

Elaboración

  1. Ralla el jabón si lo tienes en pastilla en un bol junto con el litro de agua. Bátelo ya sea con la varilla o con la batidora hasta que se integre todo bien y déjalo reposar hasta que baje la espuma y consigas una mezcla homogénea sin grumos. Te recomendamos mejor la batidora eléctrica para hacerlo mucho más rápido.
  2. Puedes añadir las gotas de aceite esencial que prefieras para que deje un perfume duradero en la ropa.
  3. Con esta mezcla tendrás jabón concentrado con una cantidad aproximada de 2 litros. Si no lo quieres tan concentrado, puedes dividir en 2 partes iguales el jabón y mezclar cada una de ellas con 4 litros de agua.
  4. Añade el agua de litro en litro y sin dejar de batir con la batidora. Así conseguirás aproximadamente 10 litros de detergente con textura de gel.

Consejos:

  1. Agita bien el recipiente antes de utilizarlo porque los ingredientes pueden separarse con el tiempo. ¡Eso no indica que la mezcla esté mal!
  2. Cuela siempre la mezcla del jabón antes de introducirlo en las botellas donde lo vayas a guardar, eliminarás cualquier posible residuo sólido. Si puedes utilizar un colador de tela mejor.
  3. Si al enfriar te queda demasiado espeso, lo puedes arreglar calentándolo de nuevo con un poco más de agua. Para la próxima ¡no lo dejes tanto tiempo calentando!
  4. Si por el contrario te ha quedado muy líquido, ponlo a calentar de nuevo para que se evapore más cantidad de agua.
  5. No solo sirve para lavar la ropa, también como friegasuelos añadiendo una cucharadita en el cubo con agua bien caliente. Da muy buenos resultados sobre todo en suelo de piedra natural y mármol.

¿Ves que sencillo es hacer tu propio jabón? Anímate y cuéntanos qué tal ha ido su elaboración.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cuatro =