Tres postres que saben a Navidad

¡Ya llega la Navidad! Esa época del año en la que se junta la familia para compartir la magia de una cena unida al lado de nuestros seres queridos. El espíritu navideño nos abraza con fuerza y después de preparar todos los regalos y decorar toda la casa, viene el momento de preparar la cena.

Seguro que algunas personas empiezan con esos preparativos desde bien temprano en la mañana y nosotros, desde La Casa Tecno, queremos aportar nuestro granito de arena y mostrarte tres recetas de postres navideños, muy fáciles y deliciosos para sorprender a tus allegados. Presta atención.

Nevaditos caseros: un dulce tradicional

En nuestra mesa no puede faltar un dulce tradicional, y el mejor ejemplo de sobor navideño son los nevaditos. Unos dulces provenientes de la familia de los mantecados y polvorones de textura hojaldrada y crujiente. Con un sabor suave y dulce gracias al azúcar glas que llevan por encima, que es de donde viene su nombre.

Lo mejor de este postre es que aguantan muy bien en perfecto estado, por lo que puedes dejarlos preparados con bastante antelación para evitar agobios.

Ingredientes:

  • 300 g de harida de trigo
  • 110 g de manteca de cerdo a temperatura ambiente
  • 50 g de azúcar
  • 80 ml de vino blanco
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glas

Cómo se prepara:

  1. Saca la manteca del frigo una media hora antes para que no esté tan fría y si no te acuerdas, puedes calentarla un poco en el microondas, lo justo para que esté blanda, pero sin deshacerse.
  2. Pon la manteca en un bol y mézlala con el azúcar y media cucharadita pequeña de sal con la ayuda de una batidora con varillas para una mayor cremosidad.
  3. Incorpora el vino y la harina y mezcla con tus manos hasta conseguir una masa de aspecto homogéneo. Amasa lo justo para que los ingredientes se mezclen bien.
  4. Con la masa haz una bola y déjala reposar en la nevera envuelta en papel film entre 30 minutos y 1 hora.
  5. Tras este tiempo, precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  6. Saca la masa de la nevera y estírala con un rodilllo hasta que consigas un crosor de 1.5 cm aproximadamente.
  7. Para cortar los nevaditos, puedes usar un cortapastas redondo o cualquier molde redondo del tamaño que quieras. Lo idela serían unos 4 cm de diámetro.
  8. Vuelve a repetir el paso del amasado y cortado hasta que no te quede masa.
  9. Coloca los nevaditos en una bandeja de horno con papel para hornear e introducela en el horno a una altura media. Dejalos hornear unos 30-35 minutos hasta que empiezan a dorarse.
  10. Pasado este tiempo, saca la bandeja del horno y deja que se enfríen.
  11. Acaba espolvoreando azúcar glas por encima.

Listos para servir y degustar. Si lo que quieres es guardarlos, ponlos en un recipiente cerrado a temperatura ambiente y aguantarán perfectamente su estado durnate varias semanas.

Mousse de cava: un postre fácil y exclusivo

Para los amantes de los postres con textura de mousse, este postre es perfecto, suave y delicioso.

Ideal para reuniones y fiestas. Tiene una textura ligera y se puede preparar tanto con champán como con cava u otros espumosos, tanto dulces somo secos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 claras de huevo
  • 4 g gelatina en polvo
  • 50 ml de vino espumoso
  • 75 ml nata líquida
  • 50 g azúcar glasé
  • fruta deshidratada para decorar

Cómo se prepara:

  1. Montamos las claras de huevo a punto de nieve con unas varillas eléctricas y reservamos en la nevera.
  2. Calentamos la nata junto al azúcar hasta que comience a hervir.
  3. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina. Removemos para integrar y vertemos el cava.
  4. Dejamos templar unos minutos.
  5. Sacamos las claras y ponemos un tercio en la mezcla anterior cuando haya bajado la temperatura.
  6. Removemos sin demasiado cuidado para que ambas tengan una textura similar.
  7. Terminamos añadiendo el resto de la clara montada y vamos mezclando suavemente con movimientos envolventes para que no baje el volumen.
  8. Por último, vertemos la preparación en vasos y dejamos reposar en la nevera al menos 3 h.
  9. Antes de servir, decoramos con fruta deshidratada o chocolate.

¡Listo! Mmmm…ya puedo saborearlo. Puedes acompañar esta mausse de cava con frambuesas, fresas, chocolate o como más te guste.

Cozonac: un viaje culinario por Rumanía

Si lo que realmente quieres es sorprender, te traemos esta receta tradicional rumana que de seguro te encantará. Es una receta un poco laboriosa, pero te aseguramos que vale la pena porque está riquísima.

El cozonac o cozonac cu nuca, es un dulce típico de Rumanía que se suele preparar en Navidad y Pacua. Si tuviéramos que definirlo, diríamos que es una especie de brioche relleno principalmente con chocolate y nueces, aunque se puede encontrar con otros ingredientes como gelatina, pasas, etc.

Desde La Casa Tecno te vamos a enseñar a preparar este postre de la forma más tradicional posible.

Ingredientes:

Masa:

  • 500 kg harina
  • 50 g de levadura fresca (1 cubito)
  • 125 g azúcar
  • 3-4 sobrecitos de azúcar glas
  • 250 ml de leche
  • 50 ml de aceite
  • 3 yemas de huevo
  • Pizca de sal
  • Esencia de vainilla o limón
  • Ralladura de naranja y limón 

Relleno:

  • 200 g nueces molidas
  • 3 claras de huevo
  • 3 cucharas de azúcar
  • 1-2 cucharas de cacao

Cómo se prepara :

  1. Tamizamos la harina 3 veces en un bol grande y hacemos un agujero en medio sin llegar al fondo del bol.
  2. Ponemos la leche, el azúcar y el azúcar glas al fuego para calentarlo suavemente. Tiene que derretir el azúcar sin llegar a hervir.
  3. Disolvemos la levadura en unas pocas chucaradas de la leche caliente y lo vertemos en el agujero que hicimos en la harina antes.
  4. Tapamos un poco con la harina de los lados y esperamos unos 10 minutos.
  5. Tras este tiempo, tenemos que ver que la levadura se ha activado y a empezado a erupcionar como si fuera un volcán. Si no pasa, esperamos un poco más.
  6. En otro recipiente ponemos las yemas, media cucharada de sal y la ralladura. Removemos para integrar y lo vertemos en el bol de harina. También ponemos el resto de la leche que hemos calentado antes y amasamos con las manos. Para que no se nos pegue, vamos poniendo un hilito de aceite en las manos y seguimos amasando, así hasta que consigamos una textura homogénea. Si tienes paciencia, amasa unos 30 minutos, sino basta con la mitad.
  7. Tapamos la masa y dejamos en un lugar calentito para que crezca.
  8. Es el momento de hacer el relleno. Para ello, batimos la clara de huevo con azúcar hasta que se haga espuma y añadimos las nueces y el cacao. Mezclamos y ya lo tenemos listo.
  9. Cuando la masa haya crecido (aproximadamente 1 h y media/2h), lo dividimos en 2.
  10. Ambas partes las estiramos con un rodillo (si es necesario, usa aceite para que no se pegue) y esparcimos el relleno por la superficie.
  11. Hacemos un rollito con las partes y las trenzamos la una con la otra.
  12. Dejamos la trenza reposar otra vez hasta que doble su tamaño en un molde engrasado y forrado con papel para hornear.
  13. Por último, untamos con huevo y espolvoreamos azúcar por encima antes de meterlo al horno a unos 180º durante alrededor de 45 minutos. Si ves que se empiezan a dorar muy pronto, cúbrelo con papel de hornear o aluminio y déjalo más tiempo, así evitamos que se queme por fuera.

Sírvelo caliente, pero sin quemarte. Seguro que lo vas a disfrutar.

¿Os animáis a realizar estas preparaciones navideñas? Esperamos que sí y nos contésis qué tal ha ido la experiencia. ¡Felices fiestas!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 9 =