Rocook Induction, la placa para los verdaderos Masterchef

Placa Rocook Induction

¿Eres fan de Masterchef y quieres reproducir tus recetas favoritas del programa? Entonces Rocook Induction es lo que necesitas. Una propuesta creada por CATA con El Celler de Can Roca, para que podamos disfrutar en nuestro hogar de las ventajas de la cocina a baja temperatura.

La cocina a baja temperatura es respetuosa con el producto, realza sus propiedades organolépticas, y a su vez, es capaz de conservar todas sus propiedades nutritivas, ya que cocina con temperaturas comprendidas entre los 50ºC y los 100ºC. Se lleva haciendo desde hace miles de años, pero la novedad del Rocook está en el desarrollo tecnológico que nos aporta una precisión y un control exhaustivos para conseguir siempre los mejores resultados.

 

Beneficios de la baja temperatura

Cocciones exactas

Gracias al control de tiempo y de la temperatura (T&T) que es su ventaja más evidente, evitaremos la sobrección que puede llegar a arruinar el sabor, la textura o las cualidades nutricionales de los alimentos. Cocinarás cualquier producto en su punto óptimo.

Temperaturas espléndidas

Gracias a estas cocciones suaves, los alimentos retienen mejor los jugos y se consigue enternecer su carne sin perder los sabores originales.

Sabores genuinos y alimentos saludables

La cocción a baja temperatura preserva las cualidades nutricionales de los alimentos porque evita que se pierdan los nutrientes más sensibles a las altas temperaturas.

Sin oxidación

Con este tipo de cocción, una de las grandes ventajas es que impedimos la oxidación y enranciamiento de algunos alimentos. Como por ejemplo las alcachofas, que se ennegrecen en contacto con el aire al limpiarlas.

Redescubrir

Recetas de toda la vida con un toqué único. La baja temperatura te hará descubrir nuevas texturas y aromas que no pensaste descubrir con las recetas de siempre.

 

Su uso es muy intuitivo a través de su control táctil. Además podrás tener las recetas de El Celler de Can Roca y cursos de formación para aprovechar al máximo su experiencia y uso.

Diferentes cocciones que permite

  • Con envase
  • Con envase al vacío
  • Sumergido en líquido (slow cooker)
  • Freír con control
  • Al vapor
  • Sumergido en líquido (agua, salsas o aceites)
  • Cocción por nivel de potencia

 

Recetas para aprovechar tu Rocook

Mejillones a la marinera (90ºC/ 5 min.)

Ingredientes (4 personas)

  • 1’5 kg de mejillones
  • 300 g de tomate rallado
  • 2 diente de ajo picadoMejillones a la marinera
  • 100 g de cebolla picada
  • 10 g de aceite picante
  • 50 g de vino blanco
  • 1 u lima
  • 1 manojo de perejil
  • 10 hojas de cilantro
  • 10 hojas de albahaca
  • 10 hojas de perifollo
  • Sal

 

Qué necesitas

  • Rocook
  • Bolsas de vacío para cocción
  • Equipo de vacío
  • Rallador
  • Molde para cubitos

Elaboración

Paso 1
Sofreímos la cebolla, el ajo y el tomate en una cazuela con un poco de aceite picante. Cuando esté cocido, añadimos el vino blanco, la sal, la pimienta, la ralladura de lima y las hojas de perejil y albahaca picadas.

Paso 2
Cuando ya no huela a alcohol, paramos el fuego, trituramos y dejamos enfriar. Rellenamos el molde de cubitos y congelamos.

Paso 3
Limpiamos los mejillones y los envasamos al vacío con los cubitos de salsa y una hoja de albahaca. Cocemos a 90ºC durante 5 min.

Paso 4
Servimos directamente, añadimos unos brotes de cilantro y rallamos un poco de lima por encima.

 

Cremoso de chocolate con praliné de avellana y macadamia (90ºC / 1 h)

Ingredientes (6 personas)

  • 275 g de lecheCremoso cholate
  • 325 g de nata
  • 130 g de yema de huevo
  • 40 g de azúcar
  • 50 g de cobertura de chocolate
  • Praliné de avellana
  • Nueces de macadamia
  • 20 g de chocolate a la piedra

Qué necesitas

  • Rocook
  • Túrmix
  • Varillas
  • Tarros de cristal
  • Colador
  • Rallador

 

Elaboración

Paso 1
Incorporamos la leche y la nata a la cazuela y calentamos hasta llegar a los 85ºC. Reservamos y tiramos por encima el chocolate y lo trituramos con un batidor eléctrico. Dejamos enfriar ligeramente.

Paso 2
En un bol mezclamos el azúcar con las yemas.

Paso 3
Colamos la mezcla de chocolate encima de las yemas y mezclamos. Dejamos reposar hasta que el batido pierda la espuma.

Paso 4
Llenamos los botes de cristal con el batido hasta arriba, tapamos y ponemos a cocer durante 60 minutos a 90ºC.

Paso 5
Pasado este tiempo dejamos atemperar y tras unos minutos enfriamos con agua y hielo.

Paso 6
Cuando esté cuajado añadimos un poco de praliné de avellana por encima, rallamos las nueces de macadamia y el chocolate a la piedra.

Te aconsejamos dejar reposar los flanes un día, para que estén aún más ricos.

 

¿Te atreves a probar? Déjanos tu experiencia en los comentarios.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.