Cómo funcionan los calentadores estancos a gas

Algunas comunidades autónomas prohíben la instalación en interiores de viviendas aquellos calentadores a gas que no sean estancos, ya que éstos necesitan aire del exterior para funcionar correctamente.

Son mucho más seguros que aquellos no estancos, ya que te aseguran que no haya fugas de gases nocivos durante el proceso de obtención de agua caliente, y ofrecen la máxima seguridad en todo tipo de viviendas. Te lo contamos todo acerca de los calentadores para saber cuál necesitas.

 

¿Qué es un calentador estanco?

Lo primero de todo es conocer qué son los calentadores estancos. Son aparatos a gas para la producción de ACS (agua caliente sanitaria), los cuales realizan la combustión dentro de una cámara estanca, sin contacto con el aire del local donde están ubicados por lo que son mucho más seguros que los antiguos calentadores de tiro natural.

El oxígeno para la combustión lo toman del exterior de la vivienda, mediante un tubo o una chimenea con ventilador. Y el humo resultante se expulsa por el mismo conducto, lo que incrementa la seguridad del equipo.

Este aparato no acumula agua, sino que la van calentando en función de las demandas de los usuarios, son instantáneos. Funcionan quemando el gas y generando una llama en el quemador que permitirá calentar el agua que circula por el interior una vez abrimos el grifo del agua caliente.

Calentadores estancos bajo NOx

A partir de Septiembre del 2018 los fabricantes de calentadores estancos tienen la obligación de fabricar únicamente aparatos que cumplan la normativa europea de eficiencia energética y que las emisiones NOx estén por debajo del límite establecido. Los calentadores estancos bajo NOx son más eficientes, ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Se podrán seguir instalando los calentadores estancos normales hasta fin de existencias.

¿Quién puede instalarlos?

Los calentadores estancos únicamente los podrá instalar una empresa instaladora autorizada o instalador autorizado, se le entregará al cliente junto con la factura de compra, el certificado de la instalación con el que podrá justificar que la instalación cumple con los requisitos legales y ha sido realizada por personal cualificado.

 

Otros tipos de calentadores

  • Calentadores de tiro natural: de los más elegidos para espacios amplios, bien ventilados o directamente exteriores. Su método de evacuación es el menos intrusivo. Consiste simplemente en un tubo de un diámetro y con un ángulo concreto que guía el flujo natural del gas quemado hacia el exterior.
  • Calentadores de tiro forzado: diseñado para espacios interiores angostos y mal ventilados. Consiste en un tubo conectado con el exterior que fuerza la salida de los gases mediante un ventilador eléctrico para evitar que se acumulen en ese lugar de una ventilación escasa.

La diferencia fundamental entre estos dos tipos de evacuación de gases y los calentadores de gas estancos es que la cámara de combustión sí está en contacto con la vivienda. En los dos tipos anteriores se crea una forma segura de expulsar el gas quemado, pero no de absorber el oxígeno necesario para encender la llama. Por eso el calentador estanco es el más seguro del mercado, siendo el único que nos garantiza que la parte peligrosa del proceso, la quema de gas, está totalmente separada de nosotros y del aire que respiramos.

Elige el calentador estanco perfecto para ti

Antes de comprar un calentador estanco, lo primero que tienes que tener en cuenta es el tipo de gas que tienes o quieres instalar. Ya que puedes encontrar modelos que funcionan con gas butano, natural o propano. Y como en las placas, algunos permiten realizar el cambio de tipo de gas sin problemas.

Capacidad

Para que el calentador se adapte a las necesidades de cada vivienda, deberás tener en cuenta los caudales con los que trabajan. También es importante el perfil de carga, que implica la estabilidad de la temperatura del agua caliente; además al no haber variaciones bruscas ahorrarás gas.

Ten en cuenta los puntos de agua caliente que hay en tu domicilio, cuántos lavabos, duchas y fregaderos, etc, además de cuántos preveas que vas a utilizar a la vez y la distancia hasta el calentador.

Según sea la capacidad del calentador, podrás usar o no agua caliente en uno o dos puntos de forma simultánea.

El fabricante Cointra nos facilita un cuadro para ayudarnos a elegir el mejor calentador para cada cliente:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 3 =