Sal en el lavavajillas: ¿dónde la pongo y para qué sirve?

sal en el lavavajillas

A lo largo de los últimos siglos, la tecnología ha avanzado lo suficiente para facilitar las labores del hogar y limpieza a las amas de casa. La lavadora, el lavavajillas, el aspirador, son electrodomésticos imprescindibles y que nos hacen más llevadero el día a día. Precisamente, este es el motivo por el cual es tan importante mantener dichos aparatos en buen estado y prologar así su vida útil. Concretamente vamos a hablar del cuidado y mantenimiento del lavavajillas.

Antes de precipitarse en llamar a un técnico para que revise por qué no funciona correctamente tu lavavajillas, puedes tener en cuenta esta serie de consideraciones:

  1. Los tipos de productos (jabones, abrillantador, sal) que utilizas, quizás no sean los más adecuados. Como hemos comentado en anteriores ocasiones, el vinagre es un remedio natural y muy eficaz a la hora de mantener limpio estas máquinas.
  2. Un error muy común es obviar el uso de sal en el lavavajillas.
  3. Puede que el filtro está obstruido. Es recomendable limpiarlo cada quince días.
  4. La hélice del motor tiene restos de comida que impiden su correcto funcionamiento.

 

¿Qué es y para qué sirve la sal en el lavavajillas?

La sal para el lavavajillas simplemente es Cloruro Sódico. Se utiliza principalmente ablandar el agua, es decir contrarrestar la cal que contiene.

Digamos que existen varios tipos de aguas: el agua dura es la que contiene la mayor cantidad de cal y el agua blanda que tiene menos.

  • sal en el lavavajillasBlandas, incluye menos de 50 mg/l de carbonato cálcico. Según datos proporcionados por la Fundación Aquae, la comunidad de Madrid y las provincias de Ávila y Segovia tienen las aguas más blandas de nuestro país.
  • Las aguas duras intermedias tienen entre 50-100 mg/l de carbonato cálcico.
  • Las duras entre 100 y 200 mg/l de carbonato cálcico.
  • Y aguas muy duras que contienen más de 200 mg/l de carbonato cálcico. Alicante, Almería, Castellón, Ciudad Real, Jaén, Málaga, Palma de Mallorca y Toledo son las que más duras tiene el agua.

Esto no significa que la dureza del agua afecte a nuestra salud, pero sí al funcionamiento de lavavajillas y lavadoras. Cuanto más dura sea el agua, más jabón se necesita y la sal en el lavavajillas es indispensable para su uso y que, por ejemplo, los vasos no queden blancos por el exceso de cal.

Por otro lado, no es lo mismo la sal del lavavajillas que el abrillantador. Este último sirve para dejar la cubertería, platos, vasos bien secos y con un acabado perfecto.

 

¿Cómo y cuándo reponer la sal en el lavavajillas?

  1. Una vez que tengas abierto el lavavajillas, encontrarás en la parte inferior del mismo un tapón.
  2. Desenróscalo.
  3. Si es la primera vez que usas ese lavavajillas, tendrás que poner agua hasta donde te indique el fabricante.
  4. Es hora de que eches la sal. Puede que rebose el agua, es normal. Cuando lo veas lleno, cierras la tapa y listo.

El momento ideal para poner la sal es justo antes de poner en marcha el aparato. Así, si quedan algunos restos derramados de sal en el lavavajillas, se eliminan con el agua. Si no, la sal húmeda podría picar el metal del electrodoméstico.

No es necesario echar sal en cada lavado. Cuando el lavavajillas detecta que necesita sal, te lo indica al activarse una luz en panel de mandos de la maquina (una especie de “S” en forma de flecha).

Algunas ideas falsas que existen sobre la sal para lavavajillas

¿Se puede usar cualquier tipo de sal para el lavavajillas?

No. Aunque no hace falta usar la más cara, los fabricantes recomiendan utilizar sal especial para lavavajillas, que está tratada específicamente para el cuidado de dicho aparato. Otras sales como la marina o gruesa pueden apelmazarse o contienen carbonato de hierro.

¿Puedo no usar este producto?

Siempre hay que tener en cuenta el manual de instrucciones del aparato y lo que nos recomienda el fabricante. Desde La Tecno te recomendamos que si la dureza del agua es inferior a 16 miligramos por litro puedes evitar el uso de la sal. Además, en muchos de los casos el lavavajillas trae incorporado un pequeño descalcificador.

A modo de conclusión, resaltar la importancia de la sal para el mantenimiento de este electrodoméstico sobre todo en algunas zonas de cómo el levante y sur de España.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 1 =