Consejos para obtener el máximo rendimiento de tu freidora

freidora

 

Es sabido por todos que comer frituras habitualmente no es muy saludable. Sin embargo, de vez en cuando nos gusta hacer unas patatas fritas, unas croquetas, empanadillas congeladas, etc. Y para ello el mejor electrodoméstico es la freidora.

Cuando la utilizamos, es muy importante hacerlo correctamente y usando un aceite adecuado para que la calidad de los alimentos sea mucho mejor. Además, un buen mantenimiento de la misma después de cada uso hará, además de cocinar higiénicamente, que su vida útil se alargue y tengas freidora para muchos años más.

Hoy en La Casa Tecno te contamos unos trucos para sacar el máximo rendimiento de tu freidora.

 

Sobre el aceite a utilizar en la freidora

La primera duda que seguro que nos surge es ¿qué tipo de aceite es mejor utilizar?

  1. El aceite de oliva es el más recomendado. Aguanta temperaturas más altas, permite cocinar todo tipo de frituras y su rendimiento es muy alto. Además, se puede reutilizar, algo muy beneficioso ya que la freidora suele gastar bastante aceite.
  1. Por su parte el aceite de girasol, también es apto para cocinar en la freidora, pero únicamente si es alto oleico. Si no, no aguantaría las altas temperaturas.
  1. En cuanto a otros aceites, como el de semillas, sí que se puede utilizar, pero únicamente es para un solo uso por lo que estaríamos gastando bastante dinero cada vez que ponemos la freidora. Además, no soporta temperaturas muy altas.

 

Consejos para utilizar el aceite adecuadamente

Una vez elegido el tipo de aceite, puedes seguir estos consejos para aprovecharlo al máximo:

  • No mezclar diferentes tipos de aceite. Cada tipo de aceite tiene sus propiedades y un punto de ebullición diferente por lo que podría perjudicar a los atributos de la comida y generarse sustancias tóxicas. Tampoco hay que añadir aceite nuevo al usado porque uno está quemado y el otro no.
  • freidoraPara reutilizar el aceite, lo más recomendable es filtrarlo tras cada uso. De esta manera, se eliminan los restos de alimentos que se han desprendido y también se evita que se pierdan las propiedades esenciales del aceite.
  • No sobrecalentar el aceite. El aceite de oliva, como decíamos, acepta altas temperaturas. La temperatura ideal de la freidora está entre 160 y 180 grados, por lo que si utilizamos otro tipo de aceite a esas temperaturas se quemará.
  • Cuando el aceite está demasiado oscuro, es una señal de que hay que reemplazarlo. No podemos abusar de su reutilización.
  • Si ves que sale humo de la freidora es que el aceite se está quemando. Esto producirá que los alimentos adquieran un sabor peculiar desde el principio y no estarán tan apetitosos. Si esto ocurre, lo mejor es cambiarlo.
  • Procura que los alimentos que metas en la freidora estén completamente secos. Así evitarás que el aceite salte mucho cuando esté totalmente caliente y te puedas quemar.

 

Cómo limpiar la freidora

Después de utilizar la freidora, es muy importante lavarla adecuadamente para la próxima vez que cocines en ella. El aceite pegado es complicado de lavar, pero siguiendo estos pasos, quedará como nueva:

  1. Si puedes reutilizar el aceite, fíltralo y guárdalo en un bote de cristal.
  1. Desenchufa la freidora para evitar cortocircuitos.
  1. Quita la canastilla y sumérgela en un balde (o en el fregadero) con agua caliente durante unos 15 minutos para que se despegue la suciedad. Después, pasa una esponja impregnada de jabón por todas sus partes y aclárala con agua caliente.
  1. freidoraHaz lo mismo con la freidora. Si ves que hay mucha grasa por la gran cantidad de aceite, mezcla bicarbonato con agua hasta que se forme una pasta. Después pásala por las zonas que estén más grasientas para que se desprenda la suciedad más fácilmente. A continuación, frótalo con un estropajo con jabón y acláralo con agua caliente.
  1. También podemos recurrir al milagro casero antimanchas: el vinagre. Mezclándolo con agua, es un desengrasante perfecto. Si no tienes bicarbonato o un quitamanchas específico, el vinagre de la ensalada te puede ayudar perfectamente. Recuerda enjabonarlo después para que el olor no se quede en la freidora. No es muy agradable que huela a vinagre cuando vamos a cocinar fritos con aceite.

Como ves, utilizando la freidora adecuadamente, la calidad de la comida puede ser mejor y más saludable. ¿Tú que opinas?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

once − dos =