¿Lavavajillas o fregar a mano? ¿Y tú cuál escoges?

Lavavajillas o fregar a mano

En la actualidad muchos de los hogares cuentan con multitud de electrodomésticos, en principio damos por descontado que te van a facilitar la tareas del día a día en tu casa. Aunque nosotros te planteamos la siguiente pregunta: ¿Cada electrodoméstico que tienes en tu casa lo utilizas realmente?.

El lavavajillas puede ser uno de los electrodomésticos que tu tengas en casa. Para algunos un privilegio y para otros, un electrodoméstico más.  A la hora de la elección del lavavajillas seguro que has tenido en cuenta aspectos, como tipo de lavavajillas que se adapta mejor a tus necesidades, espacio con el que cuentas para colocarlo, prestaciones y presupuesto. No sé si eres de las personas que has considerado necesario tener un lavavajillas en tu cocina debido a que sois una familia numerosa y así conseguir que fregar los platos y otros utensilios, no sea una labor tan tediosa. Ya que hay que realizarla casi a diario.

Las opiniones sobre el consumo de luz y de agua de este aparato electrónico son diversas. Lo que si podemos indicar es que este electrodoméstico al igual que resto consume energía eléctrica. Sin duda lo notarás en tu factura de la luz. Tiene un gasto aproximado de su gasto es del 6,1% y de unos 245 kilovatios la hora. Pero por otra parte, fregar a mano consume más agua.

En el lavavajillas puedes limpiar casi toda la vajilla o menaje de cocina, bien es cierto, que tienes que tener cuidado de no meter utensilios de madera, cazuelas, ollas o sartenes con recubrimientos antiadherentes o cualquier aparato con instalación eléctrica. Incluso puedes meter en el lavaplatos otros objetos que conviven contigo en tu hogar y no sabías que podías.

 3 medidas prácticas para ahorrar agua y luz con tu lavavajillas

Lavavajillas o fregar a mano

1. Si todavía estás decidiendo entre varios modelos de lavavajillas no te olvides valorar la eficiencia energética. Los aparatos electrónicos que son más eficientes están pensados para un mayor ahorro, con lo cual lo notarás en la factura de la luz y mejor dicho en tu bolsillo.

2. Si tu eres de los que usa a menudo el lavavajillas quizá tengas claro que es mejor retirar los desperdicios de los platos y darle un agua a la vajilla y al resto de menaje antes de proceder al lavado, así podrás utilizar un programa más corto o un programa ECO, éste último es un programa largo, pero también está preparado para consumir menos agua y luz. Si además utilizas un detergente ecológico estarás ayudando al cuidado del medio ambiente y que futuras generaciones puedan disfrutar de la naturaleza.

3. Intenta poner en funcionamiento el lavavajillas una vez lo tengas lleno. Ten en cuenta que no tenga demasiados platos u otros utensilios de cocina. En definitiva que esté lleno, pero que el lavado se pueda realizar de manera correcta. Si optas por poner el lavavajillas sin que apenas este completo, el consumo será mayor en todos los sentidos.

¿Por qué elegir el lavavajillas y dejar de fregar la vajilla a la manera tradicional?

Lavavajillas o fregar a manoPuede que tú no hayas elegido tener un lavavajillas en casa y lavar los platos y el resto de utensilios de cocina a mano. Quizá piensas que no necesitas un aparato eléctrico de este tipo porque lavando los platos a mano obtienes mejores resultados. Actualmente los lavavajillas tienen programas específicos de bajo consumo tanto de agua como de luz e incluso programas de lavado especiales para lavar el menaje y la piezas de cristalería y cubertería más delicadas.

◊  Si tu lavas tus platos y cubiertos a mano y no cierras el grifo el gasto de agua también es considerable.

◊  Al  proceder al lavado a mano de los platos, ollas o cazuelas, si mezclas los que están más sucios con los que menos, gastarás mayor cantidad de jabón y de agua. Si tus platos o cazuelas están muy sucias déjalas un tiempo a remojo con agua caliente, así la suciedad saldrá con más facilidad. Pero gastarás más agua que si lo haces con el lavavajillas.

◊  Una vez has realizado el lavado de la vajilla o menaje de cocina tienes que aclararlos y luego dejar secar bien con un escurridor o utilizando un paño de cocina. En cambio el lavavajillas realiza todos los procesos, se encarga de hacer el lavado, aclarado y secado.  Además la mayoría de los lavaplatos tienen un programa de prelavado. Este programa prepara la vajilla para que el resultado final del lavado sea perfecto. Es recomendable utilizarlo cuando la vajilla esté más sucia de lo normal.

Ahora tú eres el que tiene que elegir si fregar tus platos a mano o adquirir un lavavajillas. Estamos encantados de escuchar tu opinión.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 1 =