¿Es recomendable lavar la ropa nueva antes de estrenarla?

lavar la ropa nueva

 

Seguro que cuando te compras ropa tienes un montón de ganas de estrenarla. No hay nada que más nos guste que ponernos las prendas nuevas nada más llegar a casa y estrenarlas al día siguiente o, sencillamente, el mismo día.

Pero ante esta situación, es probable que te hayas hecho esta pregunta: ¿tengo que lavar la ropa nueva antes de ponérmela? Es una duda que nos surge porque, aunque la ropa esté recién sacada de la fábrica, realmente no sabemos por la cantidad de manos y procesos por la que ha pasado.

Hoy en La Casa Tecno te explicamos porqué sí tienes que lavarla y cómo debes hacerlo.

 

Hay que lavar la ropa nueva antes de usarla por primera vez

Pese a que, a primera vista, la ropa en la tienda parece estar completamente limpia, en realidad tiene mucha más suciedad que la que pensamos y restos que pueden afectar a nuestra piel:

  • En primer lugar, hay que destacar los procesos químicos a los que se ven sometidas la gran mayoría de las prendas. Los tintes para colorar la ropa, agentes para evitar que se arruguen en exceso o las propias sustancias con las que están fabricados los tejidos de fibras sintéticas como el poliéster, pueden acarrear problemas de dermatitis en personas con la piel más sensible si no se lavan las prendas antes de estrenarlas.
  • lavar la ropa nuevaDesde que se fabrica hasta que llega a la tienda donde se pone a la venta, la ropa pasa por cientos de manos: los fabricantes, los transportistas, los distribuidores, los vendedores, los clientes que miran o que se prueban la ropa antes que tú, los que incluso se la compran pero luego la descambian, … A todo ello hay que sumarle que se puede haber caído y sido pisoteada o tener restos de maquillaje (en el caso de las prendas femeninas de la parte de arriba).
  • La proliferación de moho es habitual en aquellas fábricas que no tienen las mejores condiciones de ventilación. La ropa puede contar con hongos invisibles que con un simple lavado se pueden eliminar. También puede ocurrir que, para evitar estos microorganismos, las empresas echen fungicidas en las prendas, productos que pueden provocar problemas en la piel si no son eliminados.
  • Si recomendamos lavar la ropa nueva antes de estrenarla, las prendas íntimas deben lavarse con más razón. Y es que los bañadores, bikinis o ropa interior entran en contacto con zonas más propensas a infectarse por la suciedad. Para probarse estas prendas, lo mejor es hacerlo encima de otras.

 

¿Cómo realizar el primer lavado de la ropa nueva?

Existen muchos trucos para lavar la ropa, entre ellos lavar del revés.

Una vez que ya hemos visto la necesidad de lavar la ropa nueva, la pregunta que viene ahora es ¿cómo debo hacer este primer lavado para que no se estropee?

El primer lavado es muy importante para que las prendas no destiñan y no pierdan elasticidad. Por eso te dejamos estas indicaciones:

  • En el caso de las prendas de color, el primer lavado debe realizarse a temperatura baja para que no destiñan. Si la ropa no es de muy buena calidad, puede perder gran cantidad de color. Ten en cuenta separar la ropa y no mezclarla con la ropa blanca.
  • lavar la ropa nuevaSi se tratan de prendas blancas, se pueden lavar a altas temperaturas sin problemas. De esta manera, la suciedad y los gérmenes se eliminarán con mayor facilidad.
  • También hay que prestar especial atención a la ropa con tejidos de algodón 100% que sea blanca, pues esta puede encoger a altas temperaturas. Por eso, revisa la etiqueta de la composición de tejidos antes de meter la ropa a la lavadora.
  • Si cuentas con lavadoras de últimas generaciones que tengan programas de oxígeno activo, es un buen momento para utilizarlos porque están hechos principalmente para eliminar bacterias y gérmenes.
  • Cuando vamos a lavar por primera vez ropa de bebé, debemos hacerlo con jabones especiales neutros y suaves diseñados para prendas delicadas. Los detergentes normales pueden causar daños en la piel de los bebés debido a su composición.

Ya has visto que, aunque tengamos muchas ganas de estrenar nuestra ropa nueva, podemos esperar un poco y lavarla antes de ponérnosla: nuestra piel nos lo agradecerá.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 3 =