6 prestaciones de un frigorífico No Frost

Prestaciones de un frigorífico No Frost

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que ya forma parte de nuestras vidas y nos ayuda a mantener los alimentos conservados en buenas condiciones durante más tiempo. El mercado actual nos ofrece gran variedad de características y prestaciones. Si todavía no tienes claro que tipo de frigorífico vas a elegir, no olvides valorar tus necesidades y no menos importante es tener en cuenta la eficiencia energética.

Elegir un frigorífico No Frost presenta una gran ventaja: te ahorras tener que descongelar el frigorífico, una tarea muy laboriosa, que te podría llevar al menos un par de horas. Este tipo de frigoríficos disponen de una eficiencia energética de A, con lo cual vas a poder ahorrar en la factura de la luz.

El consumo de un frigorífico lo notarás en la factura eléctrica, simplemente porque este electrodoméstico es de los que más consume en tu hogar, en pocas ocasiones lo desenchufamos, excepto para limpiarlo o por motivos de ausencia en la vivienda.

Como cualquier otro electrodoméstico necesita cierto mantenimiento, es interesante tomar las medidas para alargar la vida útil del frigorífico.

 6 prestaciones de un frigorífico No Frost

Prestaciones de un frigorífico No Frost

1. El sistema de frío

Unas de las características más destacables de un frigorífico No Frost, es que no tienes que eliminar el hielo y la escarcha producida por el frigorífico o en congelador de forma manual, sino que lo hace de forma automática. El sistema de enfriamiento No Frost es el sistema que más rápido enfría y permite que el aire del congelador circule de manera constante y continua por el frigorífico impidiendo que se forme una capa de hielo en su interior. Al contrario de lo que ocurre en otros frigoríficos convencionales donde el sistema de enfriamiento es cíclico.

Si decides por adquirir un frigorífico No Frost  es importante señalar que aunque no tienes que descongelar,  los expertos y fabricantes en materia de electrodomésticos recomiendan hacer una limpieza exhaustiva de la nevera al menos 3 o 4 veces al año para mantener unas buenas condiciones de higiene para evitar la proliferación de bacterias y conseguir garantías de seguridad alimentaria, así te libraras de disgustos en la salud indeseados.

2. Temperatura ideal

En cuanto a los ajustes de temperatura, este aparato te permite seleccionar la temperatura con mayor exactitud. En este frigorífico No Frost cuentas con dos termostatos diferentes,  independientes y regulables para indicar la temperatura deseada para cada uno de ellos. Mantiene las condiciones óptimas de temperatura respecto a la temperatura del espacio donde este ubicado el electrodoméstico, normalmente en la cocina. También puedes tener en cuenta las recomendaciones del fabricante o vendedor.

3. Eliminación del moho y de malos olores

Un frigorífico No Frost es capaz de prevenir los malos olores y la formación de capas de moho en el interior del electrodoméstico. Esta prestación es posible gracias a un un sistema de ventilación, un evaporador y a un tratamiento específico del aire.

 4. Grado de humedad

En un frigorífico No Frost y debido al tipo de frío utilizado los alimentos se pueden resecar y producir la deshidratación de los productos alimenticios, debido a la falta de humedad. Así que te aconsejamos tomar las medidas pertinentes. Puedes remediarlo usando recipientes de cristal para mantener un grado de humedad idóneo, así los alimentos conservarán sus propiedades intactas.

5. Duración de los alimentos

Debido al sistema que se utiliza en este tipo de frigoríficos No Frost, el frío se reparte igualmente en cada uno de los apartados de este electrodoméstico. Por lo tanto, los alimentos se conservan en mejores condiciones durante más tiempo. La mayoría de estos frigoríficos cuentan con compartimentos para los distintos tipos de alimentos: carnes, pescados, verduras, hortalizas o frutas.

Prestaciones de un frigorífico No Frost

6. Eficiencia energética

Presta atención al dato sobre la eficiencia energética, si puedes elegir un frigorífico A+++, mejor que uno que su eficiencia energética sea A+. Así conseguirás reducir el consumo de kilowatios anuales. Tu bolsillo tendrá unos euros más, que pondrás invertir en otras necesidades personales o de tu hogar. Además estarás colaborando al cuidado y conservación del medio ambiente. Si todos logramos fomentar el espíritu ecológico, nuestras generaciones futuras lo agradecerán. Los frigoríficos No Frost son muy eficientes, ofrece más prestaciones con el menor gasto energético.

Un frigorífico No Frost tiene más funciones que un frigorífico convencional, con la virtud que consumen menos energía, la gran mayoría de los modelos tienen una eficiencia de A+++. El coste económico de este electrodoméstico es mayor, pero a medio o largo plazo le sacarás un mayor partido. ¿Elegirías un frigorífico No Frost?.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cuatro =