3 maneras de desatascar el lavavajillas

desatascar el lavavajillas

Aunque el lavavajillas es uno de los electrodomésticos que menos mantenimiento precisa por la sencillez de su funcionamiento, suele tener ciertas averías. Entre ellas las más habituales son las siguientes:

  1. No seca los platos de manera adecuada.
  2. Los vasos aparecen blancos tras el ciclo de lavado.
  3. Hay cucarachas en el interior del lavaplatos.
  4. Suele atascarse con bastante facilidad.

Hoy vamos a hablar de la última. En este caso, ocurre que el agua que precisa para el lavado de los platos no drena correctamente y puedes encontrar agua en el interior del aparato tras acabar el ciclo, o directamente salta un mensaje de error en aquellos que son más modernos.

Pero esto no quiere decir que te tengas que comprar uno nuevo. Desatacar el lavavajillas es una tarea que se puede hacer fácilmente sin necesidad de llamar a un técnico. Desde La Casa Tecno te explicamos cómo debes hacerlo.

 

Las principales causas de que el lavavajillas esté atascado

El lavaplatos puede estar atascado por varias razones. Para proceder a desatascarlo, es conveniente conocer sus posibles causas y así evitar que suceda de nuevo.

  • Un error en la instalación. Puede ocurrir que, al instalar el lavavajillas, la pendiente de las tuberías y arquetas no sea la adecuada, es decir, como mínimo del 2%. Si es menor, los atascos serán muy probables.
  • La manguera del desagüe está doblada. Al mover el lavaplatos para limpiarlo o cambiarlo de lugar, se puede haber doblado sin querer la manguera del desagüe al ponerlo en su sitio. Si presenta algún pliegue, trata de quitarlo sin que esta se rompa.
  • desatascar el lavavajillasEl tubo de desagüe está sucio. Cuando aparecen burbujas del fregadero mientras está funcionando el lavaplatos, significa que el tubo del desagüe está sucio y hay que limpiarlo.
  • Atasco por restos de comida. Al meter los platos al lavavajillas, hay que cerciorarse de que no quedan restos grandes de comida porque producen el atasco de las tuberías.
  • Meter al lavavajillas utensilios inadecuados. Existen muchas cosas que puedes meter en el lavavajillas. Sin embargo, poner en el lavaplatos vasos de plástico fino o de papel o con dibujos, producirá que se rompan y que los restos o la pintura se elimine por el desagüe y se atasque igualmente.
  • Colocar inadecuadamente la vajilla. Los vasos y copas muy finos es mejor ponerlos alejados para que no choquen entre ellos y se rompan. Por otro lado, los utensilios de plástico duro hay que colocarles arriba, lo más lejos posible de las resistencias para que no se quemen. Una mala colocación puede provocar que el lavavajillas no lave bien los platos.
  • La puerta del lavavajillas no cierra correctamente. Si está mal cerrada el agua no drenará bien y, por tanto, se atascará.
  • Exceso de cal. Además de otras consecuencias, la cal también produce que se atasque el lavavajillas si no se elimina adecuadamente a tiempo.

 

3 formas de desatascar el lavavajillas

Para desatascar el lavaplatos existen tres remedios eficaces antes de llamar a un fontanero:

 

1. Vinagre con bicarbonato

El vinagre es un excelente limpiador para el lavavajillas, pero también sirve para desatascarlo:

  1. Desconecta el lavavajillas de la toma de corriente.
  2. Abre la tapa del desagüe del aparato (se encuentra abajo del lavavajillas).
  3. Revisa el filtro: si tiene suciedad elimínala.
  4. En un vaso, mezcla una parte de bicarbonato con tres de vinagre.
  5. Viértelo en el desagüe y déjalo actuar durante 15 minutos.
  6. Calienta agua y derrámala en el desagüe tantas veces como sea necesario hasta notar que se desatasca el lavavajillas.

desatascar el lavavajillas

2. Utilizar desatascador químico

Si el remedio anterior no funciona, te recomendamos que utilices un desatascador químico especial para hostelería. En los supermercados también existen estos desatascadores en formato líquido y en polvo, pero su eficacia no es tan buena como los profesionales. Es más parecida a la del remedio natural, por lo que, si no te funciona lo primero, este desatascador probablemente tampoco; necesitarás uno más potente.

Para emplearlo, sigue las instrucciones que indique el fabricante.

 

3. Limpiar la manguera de drenaje de forma manual

Otra opción, si los desatascadores naturales y químicos no funcionan del todo, es desatascar el lavavajillas de forma manual. Este proceso llevará más tiempo y más complejidad que los anteriores, pero cualquier persona lo puede realizar perfectamente.

  1. Desenchufa el aparato.
  2. desatascar el lavavajillasBusca la manguera de drenaje y desconéctala del fregadero con unas pinzas. Coloca un cubo debajo para que caigan los restos y el agua retenidos en la conexión.
  3. Agita la manguera para eliminar los restos que la obstruyen.
  4. Derrama agua con mucha presión dentro de la manguera para que se eliminen todos los restos que quedan dentro.
  5. Si la manguera de drenaje está deteriorada o no puedes eliminar la suciedad completamente, reemplázala por una nueva.
  6. Conecta de nuevo la manguera y ajústala correctamente. Después comprueba que el lavavajillas funciona adecuadamente: que no pierde agua y que no está atascado.

Con estos remedios, tu lavavajillas quedará como nuevo y ya no tendrás que preocuparte por su funcionamiento durante un buen tiempo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 3 =