TV de plasma, ¿calidad a un precio razonable?

tv de plasma

 

El mundo de las televisiones ha sufrido una revolución impresionante en los últimos años. La búsqueda por conseguir una calidad de imagen lo más cercana posible a la realidad ha dado como resultado la aparición de diferentes tecnologías de emisión de la luz en estos aparatos.

Así, en la historia de los televisores, los plasmas fueron los primeros que nos dejaron boquiabiertos por su calidad de colores y el contraste existente en los negros. Sin embargo, su precio era bastante elevado y no todo el mundo podía permitírselos, como sí ocurría con los televisores LCD pese a que la calidad de la imagen era menor.

Aun así, los avances tecnológicos de estas televisiones consiguieron ganar terreno al potencial de las TV de plasma hasta prácticamente desbancarlas del mercado.

Pero los televisores de plasma aún siguen vendiéndose y pueden resultar muy interesantes para determinados usos ya que su precio no es tan elevado como antes.

Hoy en La Casa Tecno, explicamos a fondo las características de la tecnología de las TV de plasma.

 

¿Cómo funciona la tecnología de las TV de plasma?

Las pantallas de plasma están compuestas por dos paneles de vidrio en cuyo interior se encuentran múltiples píxeles cada uno establecido en 3 celdas con un fósforo de cada color: rojo, azul y verde. Cada fósforo posee la mezcla de dos gases nobles: el neón y el xenón. Estos gases a través de la electricidad se convierten en plasma que emite la luz.

Gracias a esta tecnología de emisión, se consigue una calidad de imagen única. Debido a la generación de luz por parte de cada píxel, se consigue que los negros sean más intensos y los blancos más brillantes. De este modo, existe un mayor contraste y sin reflejos, favoreciendo la luminosidad por igual en todas las zonas de la pantalla.

Además, no está condicionada por el refresco de imagen por lo que no existen estelas en aquellas imágenes con movimientos muy bruscos y rápidos.

Los plasmas son capaces de reproducir hasta 16,77 millones de colores, haciendo que la percepción de las imágenes sea más real. Los tonos rojos son más suaves para el ojo humano y están menos saturados. Las más modernas incorporan resoluciones en HD y Full HD.

Sin embargo, las TV de plasma no se pueden adquirir en cualquier tamaño. Esta tecnología está diseñada para pantallas de gran formato a partir de 40 pulgadas aproximadamente. Algo que es lógico ya que en una pequeña pantalla será más complicado y menos funcional conseguir una calidad de imagen espectacular.

 

Televisores LCD y LED

Para comprender mejor cómo funciona la tecnología de las TV de plasma, vamos a ver brevemente cuál es el funcionamiento de los televisores LCD y LED, los más populares en la actualidad.

Primero hay que destacar que ambos sistemas son similares excepto en la forma de retroiluminación. Los LCD utilizan lámparas fluorescentes en la parte inferior y superior, mientras que los televisores LED utilizan LEDs propiamente dichos que producen una iluminación más uniforme y más eficiente energéticamente porque gastan menos electricidad.

Las pantallas de estas televisiones están compuestas de un cristal líquido formado por píxeles que requieren de un sistema de iluminación externo, como ya hemos visto, para proyectar las imágenes. Según la corriente eléctrica aplicada, se permite que pase más o menos luz. Así de sencillo.

 

tv de plasma

 

Ventajas y desventajas de las TV de plasma

Las pantallas de plasma cuentan con una serie de ventajas y desventajas con respecto a la tecnología LCD/LED:

 

Ventajas de las televisiones de plasma

  • Las TV de plasma ofrecen un mayor ángulo de visión, es decir, que en cualquier situación con respecto a la pantalla las imágenes se verán por igual. Cosa que no ocurre en las LCD que requieren situarse en línea recta frente a la pantalla.
  • Generan luz propia en vez de iluminarse por un elemento externo, por lo que la calidad de la imagen es mucho mejor.
  • El brillo es uniforme en toda la pantalla desde el centro hasta los bordes. De esta manera se perciben los colores de forma más precisa y los negros son más exactos.
  • Por otro lado, el tiempo de respuesta de las imágenes es mayor que en las televisiones con tecnología LCD. Como comentábamos no se producen estelas en los movimientos rápidos por lo que es ideal para jugar a videojuegos o ver películas de acción.
  • Su aplicación está disponible únicamente en pantallas de gran tamaño para disfrutar con la mejor precisión de los contenidos proyectados.

 

Desventajas de las televisiones de plasma

  • Aunque las TV de plasma fueron las primeras que tenían pantalla estrecha, actualmente no son tan finitas como los modelos a los que estamos acostumbrados porque su composición interna no lo permite. Aun así, son relativamente planas.
  • Consumen más energía que las televisiones LDC o LED porque dependen de los brillos de las imágenes y de la luz que haya en la sala. Las escenas muy brillantes necesitarán más energía que las escenas oscuras.
  • Efecto “pantalla quemada”. Cuando una pantalla de plasma permanece mucho tiempo encendida mostrando imágenes fijas, como pueden ser los logotipos de la cadena de televisión o el horario de salida de aviones, por ejemplo, esa imagen se puede quedar fija en la pantalla. Así, la calidad de la imagen se puede ver disminuida con el paso del tiempo por las variaciones de luz. Pero este efecto ya se encuentra resulto en los últimos modelos de TV de plasma.
  • En la línea de lo anterior, las televisiones de plasma tienen una vida útil determinada. Cuando la imagen pierde calidad hasta la mitad de su brillo original, se considera que no funciona correctamente. El tiempo estimado es de unas 100.000 horas de tiempo de visionado.

tv de plasma

 

Entonces, ¿por qué elegir una televisión de plasma?

Aunque esta tecnología se ha visto desbancada en los últimos años por las televisiones LCD y más concretamente por los televisores LED por su reducción en los costes y las mejoras en su funcionamiento, ahora también es un buen momento para comprar TV de plasma.

Pese a que en sus inicios se consideraban televisiones solo aptas para los bolsillos más pudientes, en la actualidad la minimización de su producción y demanda ha provocado que los costes de fabricación sean menores y alcancen precios más competitivos.

Valorando sus ventajas frente a las televisiones más demandadas, si lo que buscas es una televisión con excelente calidad de imagen y colores los televisores de plasma son la mejor opción.

Lo mismo ocurre si quieres utilizar esa televisión para jugar a videojuegos o disfrutar del mejor cine en casa, recordemos que tienen más potencia para reproducir los movimientos rápidos y bruscos. Algo que con una TV LCD o LED puede generar ese efecto estelar o lag.

Aun así, recuerda que la elección es tuya. Tú que prefieres, ¿Televisores de plasma o televisores LCD o LED? Estaremos encantados de conocer tu opinión.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.