Mitos sobre los lavavajillas

 

Actualmente el lavavajillas se ha ido abriendo un hueco en más hogares españoles, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), más del 56% de los hogares españoles cuenta con uno en su cocina.

Pero pese a ser uno de los electrodomésticos más cómodos para el día a día, siguen habiendo algunas dudas acerca de su funcionamiento: enjuagar o no los platos, materiales que no se pueden lavar, cantidad de detergente, limpieza…

En esta nueva entrada del blog de La Casa Tecno, explicaremos algunos de los falsos mitos sobre el lavavajillas, que desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya han publicado, para despejar todas esas dudas que hayan podido surgir alguna vez.

 

Los mitos más extendidos

Enjuagar los platos

Los lavaplatos más actuales son inteligentes, es decir que saben cómo de sucios están tus platos, y en función de ello adaptarán la cantidad de agua y detergente para dejarlos relucientes.

¿Qué pasa si los enjuagamos antes de introducirlos? Pues que el sensor detectará que no se necesita mucha agua, ya que interpreta que están limpios, además de que las encimas del jabón no se podrán adherir a las partículas de comida. En resumen, tus platos no saldrán tan limpios como crees, la limpieza será superficial y más pobre.

Para eliminar los restos más pegados, es mejor retirarlos con una espátula o un cubierto para eliminarlos todo lo posible.

Cargas perfectas

Es posible que muchas veces algunos platos, cazuelas o vasos no salgan tan limpios como esperábamos; es posible que no hayas cargado correctamente tu lavavajillas. Dónde ubicar cada tipo de utensilio en el interior de este electrodoméstico es imprescindible para que la limpieza de éstos sea perfecta.

  • Lo más sucio deberá ir siempre en el cesto inferior, ya que el chorro de agua es más potente, y siempre con la suciedad mirando hacia abajo ya sean cazuelas o vasos.
  • Los materiales de plástico siempre en la bandeja superior, estarán más alejados de la resistencia que calienta el agua que se suele situar abajo, así no se deformarán.
  • La cubertería siempre en el cesto o en la 3ª bandeja que incluyen algunos modelos. Si utilizamos cesto, siempre el mango hacia abajo.
  • Llenar siempre en la medida de lo posible, el lavavajillas por completo para poder ahorrar energía y agua, en caso de que no dispongamos de un programa de media carga.

 

Detergente

Utilizar siempre la dosis correcta de detergente. Este es un problema común tanto en los lavavajillas como en las lavadoras. Con una cantidad insuficiente no eliminaremos por completo toda la suciedad, mientras que si lo echamos en exceso desperdiciaremos mucho producto y podrán quedar restos en la vajilla ya que no se disolverá por completo.

No por utilizar más detergente se lavarán mejor los platos, sino todo lo contrario. y es por ello que la mejor opción es seguir las instrucciones sobre la dosis recomendada que encontraremos en los envases y que nos facilita el fabricante.

 

Mantenimiento y limpieza

El mantenimiento de todos los electrodomésticos es algo imprescindible para asegurarnos que el rendimiento sea como el primer día.

En el caso de los lavavajillas este mantenimiento residirá en la limpieza del filtro, al menos una vez por semana y la limpieza del dosificador de detergente. Sobre todo si vemos que nuestra vajilla está muy sucia; porque esto puede ser una de las razones.

Limpiar las ranuras de las aspas. En los orificios de la salida del agua pueden quedar restos de comida o de detergente, que si no eliminamos podrán obstruir éstas salidas. Es muy sencillo desenroscarlas o tirar de ellas, según modelos, para sacarlas y limpiarlas con facilidad. Tendrás más información en el manual de instrucciones.

 

Dureza del agua

Es imprescindible conocer el tipo de agua de nuestra localidad para conocer si es necesario o no el uso de sal en los ciclos de lavado de nuestro lavavajillas. Esto dependerá de si nuestra agua tiene más o menos cal, ya que la sal ayudará a ablandar el agua y que no queden restos de cal en nuestra vajilla limpia.

En muchos casos, muchos de los lavavajillas más modernos incorporan un indicador para la reposición de sal o de abrillantador, una vez se vaya acabando.

Te facilitamos un mapa de España donde comprobar el tipo de agua de cada localidad.

 

¿Conocías estos mitos acerca de los lavavajillas? ¡Cuéntanoslo todo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.