Los 6 errores más comunes al lavar la ropa

A priori parece que todo el mundo sabe poner bien una lavadora, pero aunque crear que no, todos cometemos errores al lavar nuestras prendas.

Si no seguimos unas pequeñas pautas a la hora de añadir el detergente, elegir la mejor temperatura, no cargar de manera excesiva nuestro tambor, etc, podremos llegar a manchar nuestras prendas o incluso hacer pequeños agujeros en ellas.

Estos son los 6 errores más comunes que todos en algún momento hemos cometido con nuestra lavadora y que no deberías permitir.

 

Cargas excesivas

Si llenamos la cuba con demasiada ropa no ahorraremos tiempo y energía, sino todo lo contrario, el agua y el detergente no impregnarán todas las fibras de nuestras prendas y ésta seguirá sucia y con manchas de jabón.

Para calcular el espacio de nuestro tambor para que nuestra ropa pueda moverse libremente y tenga el espacio necesario, lo mejor es asegurarnos de que haya espacio suficiente alrededor de la parte superior del tambor.

Cuando metemos mucha ropa junta esta saldrá mucho más arrugada; y si no cerramos las cremalleras correctamente podremos enganchar unas con otras y dañar los tejidos. En cambio, para prendas con botones (como las camisas), se recomienda meterlas en la lavadora totalmente desabrochadas.

Mezcla de colores

Hace unos meses te explicamos cómo evitar la ropa desteñida.

Es uno de los principales problemas que podemos tener a la hora de mezclar las prendas en nuestra lavadora, que los colores más fuertes u oscuros manchen las prendas más claras. Las mejores soluciones son separar la ropa por colores claros, oscuros y de color o utilizar toallitas antitransferentes de colores.

Si tus prendas ya se han desteñido y has manchado otras, hay algunos trucos que podrás poner en práctica para arreglarlo. En primer lugar, es bueno no dejar secar la prenda, especialmente al sol, ya que el calor fijaría el color absorbido. En segundo lugar, hay que actuar inmediatamente para tratar de eliminar las manchas.

Si la prenda manchada es blanca, con lavarla a mano con bicarbonato o un detergente blanqueador es suficiente. Mientras que si la prenda manchada es de color, se puede probar con una lejía específica para prendas delicadas y de color. Cuando esto no sea suficiente, la única opción es teñir la prenda de color oscuro para cubrir los daños.

Temperatura

Si no utilizamos la temperatura correcta podremos arruinar los tejidos y decolorar las prendas. Para que no haya equivocaciones, lo más recomendable es leer las etiquetas de las prendas antes de lavarlas, para ajustar los programas de tu lavadora.

El lavado en frío es uno de los recursos más utilizados por los usuarios ya que es más fácil meter todo junto, sin hacer distinciones de colores o tejidos cada vez que vamos a poner la lavadora. Sin embargo, una de las mejores opciones es utilizar siempre la temperatura más caliente que permitan las prendas, ya que éstas se lavarán mejor y ayudarás a eliminar bacterias que no se eliminan con agua fría.

La ropa mantiene su forma y color mejor si las lavas a temperaturas más bajas. Además, si tienes una lavadora más actual y eliges un detergente de calidad, el agua tibia hace un buen trabajo limpiando la ropa; tanto como el como agua caliente.

Solo debes lavar la ropa de cama y las toallas a altas temperaturas; todo lo demás puede hacerse con temperaturas más bajas.

 

Cantidad de detergente

Verter demasiado detergente a la hora de lavar nuestra ropa no te garantiza una limpieza impecable, sino que, una espuma excesiva puede conducir a la formación de moho, generar malos olores, y dejar manchas o residuos que podrán causar alergias.

¿Cómo saber si he utilizado mucho detergente? Si cuando sacas la ropa de la lavadora aparecen restos de jabón en ella, puede que estés utilizando demasiado detergente.

Lo más adecuado será seguir las instrucciones que podremos observar en los envases de los diferentes fabricantes para elegir la dosis necesaria en cada caso. Además, se tendrá que tener en cuenta la cantidad de ropa a lavar y la dureza del agua. En aquellos lugares en los que el agua es más dura, se necesita más detergente para obtener mejores resultados.

En la mayoría de los casos el propio tapón del detergente hará de medidor para estas dosis.

No limpiar la lavadora

El mantenimiento de la lavadora es imprescindible para que toda nuestra colada salga perfecta, lavado tras lavado. Es recomendable limpiar la lavadora por dentro cada dos meses aproximadamente, para eliminar los restos y las bacterias que se han podido quedar almacenadas. Aquí te explicamos como mantener limpia tu lavadora tanto dentro como fuera.

Es recomendable siempre que saquemos la colada para tenderla, dejar la puerta abierta para que el interior se seque completamente y no se forme moho dentro.

Objetos en los bolsillos

¿Cuántas veces nos hemos vistos obligados a limpiar los bolsillos de los pantalones para quitar pañuelos o papeles olvidados? Es algo que molesta y resulta tedioso para quitarlo por completo, y que podríamos haber evitado fácilmente sacando todo lo que había en los bolsillos antes de lavarlos.

Si te los has olvidado y ya el daño está hecho, simplemente con un cepillo podremos sacar los fragmentos de los bolsillos o quitarlos con un rodillo adhesivo los trozos más resistentes.

Recuerda subir las cremalleras de los pantalones y cazadoras para no dañar las demás prendas de la lavadora.

 

¿Conoces algún truco para solucionar estos errores? ¡Cuéntanoslo todo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.