Usos para el aceite usado

 

Una vez terminamos de cocinar en nuestras sartenes o freidoras y el aceite está ya usado, tendemos a desecharlo por el fregadero. Con este gesto estamos poniendo el medio ambiente en grave peligro además de poder atascar las cañerías.

En esta entrada de la Casa Tecno, te daremos algunas alternativas para reutilizar este aceite usado además de cómo reciclarlo.

 

Peligros del aceite

Aunque pensemos que estamos echando poca cantidad de aceite por el sumidero, si sumamos todos los “poquitos” de aceite de cada hogar se puede convertir en un verdadero problema. Es importante saber que un solo litro de aceite puede contaminar hasta 1.000 litros de agua.

Los aceites pueden acabar en ríos y mares, y formar una película superficial que afectará al intercambio de oxígeno y perjudicar a los seres vivos del ecosistema, como indica la fundación Aquae.

Pueden provocar atascos en las cañerías de casa y del tratamiento de aguas de la ciudad, lo que a su vez se traduce en malos olores, plagas y  gastos económicos para solventar estos problemas.

Pero la buena noticia es que existen muchas opciones para reciclarlo y elaborar desde cremas hidratantes, exfoliantes e incluso jabón para la ropa como ya te contamos.

 

Reciclaje

Lo ideal es que, si no vamos a realizar ningún producto con el aceite usado, lo conservemos en botellas de plástico, por ejemplo, las de agua o de refrescos, una vez el aceite esté frío. Así será fácil su recogida en los contenedores indicados para ello y en los puntos limpios que encontraremos en todas las ciudades españolas. En las web de los diferentes ayuntamientos podremos encontrar la ubicación de estos puntos de recogida y limpios.

La aplicación más común que se da a estos aceites usados es la fabricación de biodiesel. Este combustible no contiene sustancias contaminantes como el azufre, por lo que contribuye a la reducción de la contaminación atmosférica.

 

Hacer velas caseras

Los ingredientes para hacer velas caseras con aceite reciclado son fáciles de conseguir. Y según la fórmula utilizada podremos encontrar versiones diferentes para hacer velas. Con esta cantidad de ingredientes te saldrán aproximadamente cuatro velas. Toma nota.

Ingredientes:

                • 400 gramos de aceite reciclado (por lo general será el aceite de la cocina).
                • 85 gramos de cera de soja de baja fusión.
                • 50 centímetros de mecha para velas.
                • 20 gotas de aceite esencial aromático (escoger el olor que más guste).
                • 4 recipientes para colocar las velas (se suelen reutilizar los envases de cristal de yogures).

Elaboración:

    1. Tendremos que filtrar el aceite usado por un colador lo más fino posible para retirar hasta los restos más pequeños de comidas que hayamos realizado.
    2. Corta las mechas de hilo de algodón a la longitud del envase donde vayas a hacer las velas, es recomendable dejar un par de centímetros más para que no se quede corta.
    3. Calienta la cera de soja ya sea al baño maría o en el microondas hasta que quede totalmente disuelta.
    4. Introduce las mechas que hayas recortado en la cera para que se bañen por completo y déjalas estiradas para que se sequen en una superficie no porosa, como por ejemplo papel encerado para el horno. Esto facilita su manipulación al ser rígidas y ubicarlas en el recipiente.
    5. Cuando la cera de soja esté líquida, añádela al aceite usado en un recipiente grande donde puedas mezclar ambos ingredientes fácilmente. Podrás incluir en este paso también unas gotas de aceite esencial que darán el olor a la vela.
    6. La mezcla de la cera con el aceite se endurece rápidamente, por lo que si fuera necesario para su mezcla, puedes introducir el recipiente de nuevo en el microondas o al baño maría para disolverlo.
    7. Una vez terminada esta mezcla, vértela en los recipientes donde quieras hacer las velas, y antes de que se endurezcan introduce las mechas. Para sujetarlas puedes ayudarte de unos lápices o palillos largos para que queden firmes y centradas.
    8. Deja enfriar a temperatura ambiente y tendrás tus velas terminadas para usar cuando quieras.

Proteger los muebles

El aceite filtrado es un buen protector para la madera, tanto para exteriores como interiores. Aunque si que es más recomendable para exteriores debido a la potencia del olor del aceite de oliva.

Simplemente tendrás que aplicarlo sobre la superficie, teniendo en cuenta que no sean muebles barnizados, con un pincel o con una brocha para que el aceite tape los poros. Esto dará un brillo adicional. Conviene aplicarlo cada seis meses, ya que el sol estropea la madera más que la lluvia.

 

¿Qué te parecen estos trucos para reciclar el aceite? ¿Te sabes alguno más? Cuéntanos esos trucos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.