Usos del almidón

 

Todos hemos oído alguna vez eso de almidonar algunas prendas como las camisas, ¿pero sabías que usar almidón en las prendas puede ayudarnos a conservarlas durante más tiempo?

En el blog de la casa tecno, te explicamos para qué sirve almidonar tus prendas y cómo elaborar tu propio almidón casero. ¡Sigue leyendo!

Cómo hacer almidón casero

El almidón lo podemos encontrar en varias tiendas, pero puede llegar a ser caro. Si te gusta eso de hacer tus propias creaciones, hacer almidón casero no es nada complicado y no te llevará mucho tiempo.

Para ello necesitas:

 

Ingredientes:

  • Una olla o cazuela
  • Agua
  • Fécula o granos de maíz (maicena)
  • Pulverizador

 

Cómo prepararlo

  1. En la cazuela ponemos agua a hervir, unas 4 tazas aproximadamente.
  2. A continuación, incorporamos en otro recipiente, otra media taza de fécula de maíz y otra taza de agua fría; y lo removemos todo bien, hasta que veamos que la maicena se ha disuelto.
  3. Retiramos la cazuela con el agua caliente y la vertemos en el otro recipiente con la mezcla de fécula y el agua fría. Removemos todo bien hasta que se disuelva todo por completo y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  4. Cuando ya esté frío, lo colamos en un pulverizador completamente limpio.
  5. Recuerda antes de comenzar a usar el almidón en tus prendas, en agitar muy bien el bote para que se mezcle todo.

 

Cómo usarlo

Se recomienda que las prendas que vayas a almidonar, estén lavadas y secadas previamente. Así no tendrán restos de polvo ni de suciedad que puedan interferir para que tus tejidos queden mejor protegidos.

Lo mejor es poner la prenda en una tabla de planchar o en una superficie que te sea cómoda para hacerlo, ya que tendrá que estar extendida.

Rocía el almidón sobre la prenda y deja que el producto actúe durante unos segundos, hasta que quede absorbido completamente. A continuación, pasamos la plancha a una temperatura adecuada para la prenda, ya que no se establece ninguna temperatura ideal para el almidón. Plancha como lo harías normalmente.

Cuando termines, por un lado, realiza la misma acción por el otro, rocía el producto, espera y plancha.

Si quieres darle otro toque, por ejemplo, en los puños de las camisas o en los cuellos, los dejarás con una rigidez mucho más profesional.

Una vez acabes, cuelga la prenda de una percha y déjala fuera de un armario, es recomendable colgarla en un espacio fresco. Tras unos minutos podrás guardarla donde quieras.

 

Para qué sirve almidonar las prendas

  • El almidón hará que los tejidos tengan un mejor aspecto y que mantengan su color y textura original durante más tiempo.
  • Elimina mejor las arrugas.
  • Sobre todo, para tejidos de algodón los dejará más suaves.
  • Ayuda a repeler la suciedad.
  • No es recomendable hacerlo en tejidos que no son naturales, algunos con fibras sintéticas podrían estropearse. La seda, aun siendo natural, es una fibra que no se debe almidonar, al igual que la lana.
  • No utilizar concentraciones altas de almidón en prendas oscuras, pueden volverse blanquecinas al plancharse.

 

Otros usos del almidón

  • Si tienes una mancha de aceite en una prenda de cuero, el almidón solucionará el problema. Cubre la mancha con un puñado de maicena y deja actuar durante toda la noche; a la mañana siguiente limpia bien todo y verás que la mancha desaparecido. Si quieres conocer más trucos caseros para eliminar manchas, no te pierdas nuestra entrada: Trucos para eliminar manchas difíciles
  • Para quemaduras solares. Prepara una pasta con maicena y agua y aplícala sobre la piel. Deja actuar hasta que se seque y luego enjuaga con agua tibia.
  • Para el pie de atleta. Con un poco de almidón de maíz en tus pies, sobre las zonas afectadas, y otro poco en los zapatos a modo de talco. Te lo calmará momentáneamente.
  • Para espesar salsas que te hayan quedado muy líquidas.

 

¿Tienes algún truco para usar almidón? ¡Estaremos encantados de leerte!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.