Dónde y cómo ubicar el lavavajillas en la cocina

ubicar el lavavajillas en la cocina

El lavavajillas es un electrodoméstico todavía prescindible en muchos hogares. Fregar a mano es una tradición que se impone en ciertas ocasiones frente al uso del lavaplatos por el mito de que la vajilla queda más limpia.

Lo cierto es que esto no es así y cada vez son más las personas que deciden incorporar un lavavajillas en su cocina por la comodidad que trae.

Pero a la hora de su instalación, suelen surgir muchas dudas sobre cuál es el mejor lugar para ubicarlo. Desde La Casa Tecno te damos las claves para colocarlo adecuadamente en la cocina.

 

Tips para ubicar el lavavajillas en la cocina

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de ubicar el lavavajillas en la cocina, es saber qué tipo de lavaplatos vamos a escoger.

Por anchura, existen dos clases:

  • ubicar el lavavajillas en la cocinaLos de 45 centímetros, son ideales para personas que viven solas o parejas sin hijos, ya que al ser más pequeños permiten conectarlo más a menudo que los grandes y la cubertería no se queda mucho tiempo dentro.
  • Los de 60 centímetros, especiales para familias grandes con hijos que utilizan mucha vajilla. Aunque en el caso de que tengas una cocina muy pequeña, los de 45 centímetros también pueden servir.

Por otro lado, también puedes valorar la idea de comprar un lavavajillas integrable que encaje con la decoración de la cocina, una opción muy popular en la actualidad.

Una vez elegido el modelo de lavavajillas que quieres instalar, es el momento de buscar la ubicación adecuada:

  • El lugar ideal por excelencia es al lado del fregadero, pues este electrodoméstico necesita conectarse a una toma de agua. Así resultará más sencilla su instalación.
  • Una duda frecuente, es dónde ubicar el lavavajillas: a la izquierda o a la derecha del fregadero. Esto depende de si somos zurdos o diestros: será más fácil colocarlo en el mismo lado de la mano con la que llevemos los platos desde el fregadero al lavavajillas para que los restos de comida no se desparramen.
  • Es importante no colocar el lavaplatos al lado del horno o de la vitrocerámica. El calor que estos electrodomésticos desprenden puede ser problemático para el funcionamiento del lavavajillas.
  • También, hay que tener en cuenta la abertura del lavavajillas. Si tienes una cocina pequeña valora este punto porque puede ser que impida el paso o la abertura de otros cajones.

 

Cómo instalar el lavavajillas

Una vez decidido donde vamos a ubicar el lavavajillas en la cocina, llega el momento de instalarlo. Puedes optar por un lavavajillas de libre instalación que es más sencillo de montar, o por uno normal.

La instalación pueda hacerla un técnico especializado, pero tú también puedes hacerlo ya que es un proceso sencillo. Solo necesitas:

  • Destornillador.
  • Alicates.
  • Llave inglesa.
  • Un tubo en forma de T.
  • Cinta de teflón.
  • Piezas del lavavajillas, accesorios de compresión.

ubicar el lavavajillas en la cocina

Pasos para instalar un lavavajillas

1. Cierra las llaves de paso del agua del fregadero y desconecta la toma de electricidad para evitar fugas y descargas de corriente.

2. Ajusta las patas de lavavajillas, desenroscándolas con una llave inglesa, a la altura necesaria para que cuadre con las tomas de desagüe y con el resto de conductos. Es importante que esté en posición horizontal para evitar posibles fugas. De esta manera, evitas tener que desmontarlo luego por no tener nivelado el lavavajillas.

3. Utiliza la conexión de agua de la lavadora para conectar el lavaplatos a la toma de agua. Así, con una tubería de PVC en forma de T une ambas partes: así te servirá como desagüe del lavavajillas.

4. Para conectar la entrada de agua caliente, puedes conectar el lavavajillas a la lavadora o conectarlo a una segunda toma de agua en el caso de que exista. Para ello, tendrás que unir los accesorios de compresión del lavaplatos, asegurándote de que están bien conectados para que no haya filtraciones. También, es recomendable aplicar cinta de teflón en la entrada del agua para evitar que se escape el agua.

5. Una vez realizadas todas estas conexiones, ya puedes encajar el lavavajillas en el hueco correspondiente y enchufar la corriente de luz y de agua.

6. Comprueba que funciona correctamente el lavaplatos realizando un lavado corto sin vajilla. Si se filtra el agua por algún lado, deberás revisar la instalación o la nivelación.

La instalación de un lavavajillas es un sencillo proceso que, como ves, puedes hacer tú solo. Lo importante es que sepas cuál es el mejor sitio donde colocarlo dependiendo de la distribución de tu cocina.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.