Consejos para colgar tu tv en la pared

 

Cada vez los televisores y los monitores son más finos, por lo que permiten instalarlos en la pared más fácilmente, dando el aspecto de cuadros. Así ahorrarás espacio y le darás un aire diferente a la decoración del hogar.

Si estás pensando en colgarlo, en el blog de la Casa Tecno te damos unos consejos previos a tener en cuenta para que todo salga bien.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Todos los televisores utilizan un estándar llamado VESA que nos sirve para fijar monitores y televisores a la pared y que en las características de todos los modelos podremos comprobar. Ya que, dependiendo de las pulgadas, del uso que vayamos a dar a esa pantalla, tendremos que elegir uno u otro soporte compatible con ese estándar para asegurarse al 100% que quedará perfectamente instalado.

Material de la pared

Este es el punto más importante, si tienes una pared de yeso o de pladur, no se pueden colgar, ya que estos materiales no soportan tanto peso. Entre el peso de la pantalla más el del soporte, es posible que se lleguen a los 30 o 50Kg. Así que si te quieres evitar sustos, consulta con un profesional antes de proceder a instalarlo.

Además asegúrate de que tras la pared o cerca, que vayas a instalar el soporte, no haya ni cables ni tuberías.

Conexiones y cables

La situación de los conectores de tu televisor será uno de los puntos importantes a tener en cuenta si queremos colgarla de la pared. Ya que muchos de ellos los tienen ubicados en la parte trasera para conexiones de forma perpendicular, lo que nos dificultará que quede bastante pegado, además de que los cables pueden dañarse antes por esa por estar más doblados.

Para solucionar esto, existen cables con forma de L en su conector, que son perfectos para instalar en la pared estos televisores con los conectores perpendiculares. Así evitaremos retorcerlos y que se produzcan roturas más temprano.

Longitud de los cables

La altura a la que instalaremos la pantalla es un punto importante a tener en cuenta, ya que dependerá de desde dónde vamos a verla, si desde el sofá o desde la cama, por ejemplo. Lo más recomendable es instalarla a la altura de los ojos. Es por ello que según la altura, la longitud de los cables tendrá mucho que ver en su elección.

Siempre será mejor comprar cables algo más largos, podremos enrollarlos, atarlos o la solución más radical pero que mejores resultados nos asegura: hacer un agujero en la pared, e introducir en una pequeña caja que viene preparado para ello todos los cables, después será volver a cubrir el agujero con pladur por ejemplo. Así quedarán perfectamente ocultos, aunque hay que tener en cuenta que, si se quiere cambiar un cable o añadir más, habría que abrir la pared.

Agrupar los cables

Para evitar que se enreden siempre deberemos unirlos, ya sea con bridas, velcro, etc, además así los tendremos ordenados. Y si a cada uno de los cables les añades una identificación de qué es cada cosa, mejor que mejor.

No obstante, hay que tener en cuenta que no conviene juntar el cableado eléctrico con cables que transmiten señales, como el de HDMI o uno de red. Podrán causar interferencias y reducir la calidad de la imagen o la velocidad de la conexión, además que puede causar chispas e incendios.

Tipos de soportes

Ya hemos elegido la altura, hemos comprado todos los cables para nuestro televisor, lo que queda ahora es elegir el soporte adecuado, tanto por el tamaño (estándar VESA) como si queremos que sea fijo o inclinable y lo más importante el peso.

Te recomendamos que adquieras un soporte que aguante bastantes kg, no solo conformarnos con que aguante el peso de la pantalla, sino algo más. Para evitar problemas en el futuro, como por ejemplo que nuestro hijo se cuelgue del televisor, etc.

Si la televisión va a ir instalada por ejemplo en una chimenea o en un lugar más elevado, además de tener que instalarla algo más arriba para que no le llegue el calor de ésta, lo más adecuado sería comprar un soporte inclinable o uno con brazo para poder manejarlo a nuestro gusto según las necesidades de cada uno. Aquí te damos más consejos para elegir el que sea perfecto para ti.

¿Cómo saber a qué distancia debo colocar la pantalla?

La mejor forma de calcular esta distancia es medir desde la posición que estás sentado hasta la tele en centímetros, y dividir esta cifra entre 2.5 para un panel FHD y entre 1.5 para uno UHD.

Aquí te ponemos un ejemplo de la web vogels.com:

  1. El sofá está a 4 metros (400 cm) del TV
  2. Divide 400 cm entre 2,5 = 160 cm. El resultado indica que una TV con una pantalla de aproximadamente 160 cm de diagonal es la adecuada para ti
  3. 160 cm equivale a un tamaño de pantalla de 63 pulgadas (160 cm divididos entre 2,54 = 63 pulgadas)
  4. Consulta los tamaños de pantalla más cercanos al tamaño calculado para encontrar el más apropiado

¿Tienes tu televisor colgado y tienes algún truco para ocultar los cables? Estaremos encantados de leer tus opiniones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.