¿Qué puedes hacer con un frigorífico sin usar?

Frigorífico sin usar

El frigorífico es de los electrodomésticos más prácticos y útiles que podemos encontrar en los hogares de todo el mundo. En tu casa te has planteado cambiar de frigorífico , y piensas,  ¿qué hago con el frigorífico actual?. Tu ya no le vas a dar uso, quizá otra persona lo pueda necesitar, siempre que el funcionamiento sea el correcto. Es una pena dejarle apartado en desuso, quizá otra familia le pueda dar utilidad.

Todavía no tienes muy claro que hacer con frigorífico en cuestión, opciones hay varias, sólo es dar en el clavo con la que tú consideras adecuada. Quizá te has planteado regalárselo algún amigo o conocido, donarlo, venderlo como electrodoméstico de segunda mano, llevarlo a un punto limpio o reciclarlo. También puedes dar rienda suelta a tu imaginación y sacarle partido, dándole otra función que no es la propia del electrodoméstico. Anímate y transfórmalo tú mismo.

 5 alternativas a realizar con un frigorífico sin usar

 1. Regalarlo a un amigo o conocido de tu entorno habitual

Si dispones de un frigorífico sin usar y tu no piensas utilizarlo a corto plazo, ni cuentas con espacio para darle el aprovechamiento deseado, quizá en tu entorno social, bien sea, en tu grupo de amigos o conocidos pueda haber alguien que necesite un frigorífico y así les puedes hacer el grato favor.

2. Donarlo a alguna organización o entidad sin ánimo de lucro

Frigorífico sin usar

Vía Pinterest. https://www.buzzfeed.com.

Puedes acudir a alguna entidad sin ánimo de lucro y preguntar si conocen alguna familia que pueda necesitar un frigorífico y no pueda comprar uno nuevo por no contar con recursos económicos suficientes. Lo que tú ya no usas, puede servir a otros, y así estás aportando tu granito de arena y hacer feliz a una familia que tenía la necesidad de comprar un frigorífico.

3. Reciclar el frigorífico tu mismo y darle una nueva vida

Después de darle muchas vueltas al tema, sobre que hacer con un frigorífico sin usar, de repente te llegó una idea a la cabeza: reciclar el frigorífico y darle un nuevo uso. Si has pensado trasformar el frigorífico, habrás pensado antes para que quieres utilizarlo y en el lugar idóneo para colocarlo. Antes de nada tienes que retirar la parte donde se almacenan los gases refrigerantes y también el motor y el compresor. Quizá necesites ayuda para quitar todos estos elementos. Los compartimentos interiores para colocar los alimentos, los quitaras, dependiendo del nuevo uso del electrodoméstico.

Te proponemos algunas ideas:

Si tu frigorífico es de tamaño pequeño, quizá puedas transformarlo en una mesita, si por el contrario es un frigorífico de tamaño normal puedes utilizarlo como armario para alguna de tus estancias de tu hogar, bien sea en la habitación, salón o comedor.  El interior lo puedes emplear para guardar la vajilla y otros enseres o a incluso a modo de estantería. Puedes utilizar pintura a la tiza de un tono acorde con el resto del mobiliario donde lo quieres colocar. La pintura a la tiza es eficaz para todo tipo de superficies entre ellos el plástico. Te permite pintar sin tener que lijar ni dar una imprimación previa. Tu frigorífico en desuso va a tener un aire totalmente diferente al de su origen.

Frigorífico sin usar

4. Llevarlo a un punto limpio

Esta opción de llevar el frigorífico al punto limpio quizá la llevarás a cabo cuando el frigorífico no funcione correctamente y no se pueda hacer un uso sustancial del aparato. En la mayoría de los municipios existen puntos limpios, son emplazamientos que se preparan para alojar residuos domésticos, entre ellos el frigorífico. Estos locales se dedican a la recogida selectiva de residuos, entre ellos los residuos electrónicos. Disponen de varias zonas y contenedores en función del tipo de residuos. Ante cualquier duda, puedes realizar una consulta en el servicio de información en tu respectivo ayuntamiento.

5. Consultar en las empresas de chatarrería

Si tu frigorífico en desuso no funciona o tiene una avería que no compensa su arreglo, igual te planteas ganar una pequeña cantidad de dinero, si es así, el lugar adecuado es una chatarrería.  Las condiciones de la chatarrería pueden variar, bien tienes que llevarle tu el electrodoméstico y ellos lo van desguanzando para utilizar las distintas piezas, o  bien se acercan los chatarreros a recogerlo. Lo mejor es que antes de acudir a la chatarrería te informes de las normas de funcionamiento de la misma, precios, cobro por desplazamiento, etc.

Es importante reseñar que en el caso que te quieras deshacer del frigorífico ten en cuenta que no es conveniente dejarlo tirado de cualquier manera en espacios no idóneos para ello, en el campo o lugares abandonados, para ello se han habilitado lugares específicos, más beneficiosos para el cuidado y protección del medio ambiente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.