La claves para elegir tu primera lavadora

primera lavadora

Elegir tu primera lavadora puede convertirse en una tarea difícil. Es un electrodoméstico clave y de los primeros que debes adquirir. Por eso, lo primero en lo que debes pensar es en tu bienestar y en el de tu familia. Ahorrar agua y energía y por supuesto saber dónde tienes que colocarla en casa.

Claves a tener en cuenta antes de comprar tu primera lavadora

  1. Decide dónde ponerla teniendo en cuenta el espacio del que dispones en casa. El criterio fundamental para decidir su ubicación ideal es dejar un mínimo de 60 cm entre la lavadora y otros dispositivos que funcionen con agua (como la ducha, la bañera, el lavabo…). Las lavadoras de carga frontal son ideales para colocarlas debajo de la encimera. También puedes optar por colocar la secadora encima y ahorrar espacio. Pero, cuidado: para hacerlo así es necesario utilizar un equipo especial.
  2.  Aprovecha tu tiempo libre haciendo lo que más te guste. Una de las mejores formas aprovechar tu tiempo libre es que lo dediques a las cosas que verdaderamente te importan: tu familia, tus amigos, tus hobbies… Una opción que te proponemos es poner una sola colada a la semana. Existen actualmente en el mercado modelos de lavadoras de hasta 10kg de carga, e incluso más. Así podrás ahorrar tanto en tu factura como en tu tiempo libre. La ropa quedará impecable y el tiempo invertido habrá sido el mínimo imprescindible. Algo muy importante a la hora de adquirir tu primera lavadora.

Cuida el planeta y ahorra al poner tu lavadora

  1. Te permitirá ahorrar, a la vez que cuidas el planeta. En los tiempos que corren, intentamos ahorrar todo lo que podemos en casi cada cosa que hacemos. Por lo que si tu lavadora te permite cuidar del planeta y gastar menos en cada lavado, habrás encontrado el electrodoméstico adecuado. El consumo energético del electrodoméstico se representa mediante un sistema alfabético (que aparece en los datos técnicos). Este va desde A+++ (muy eficiente) a D (muy poco eficiente). Asimismo, el consumo de agua también es un factor muy importante, por lo que es necesario prestar especial atención a las indicaciones que aparecen en la etiqueta energética antes de elegir la lavadora que nos llevaremos finalmente a casa. Ahora mismo el abanico de lavadoras que ofrecen una calificación energética superior A+++, es bastante amplia gracias a la aplicación de lo último en tecnología.errores comunes al poner la primera lavadora
  2. Elige una lavadora “inteligente”. Para no malgastar ni agua ni energía. Algunas lavadoras disponen de un sistema de capacidad variable automática, que calcula cuánta ropa hay en el tambor y regula. En consecuencia, la cantidad de agua y electricidad necesarias. Así, como hemos señalado en el punto anterior, podrás ahorrar agua y electricidad.

Varios detalles que debes tener en cuenta

  1. Ten en cuenta el ruido que hace tu lavadora. Si, en alguna ocasión, te has pegado un susto de muerte cuando tu lavadora ha empezado a funcionar porque creías que iba a caer directa al piso de abajo, y lo único que deseas es que deja finalmente de funcionar, es que ha llegado el momento de tomar medidas al respecto. No siempre tenemos este factor en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico. Hay que saber que la acumulación de este tipo de ruido en casa, sobre todo si el espacio es reducido, puede convertirse fácilmente en un problema de contaminación sonora. Lo cual creará un ambiente poco propicio para el reposo y la serenidad. Sin embargo, si eliges una lavadora con motor de inducción, te sorprenderá el silencio y la comodidad que ofrecen. El sistema Inverter es uno de los mejores que encontrarás ahora en el mercado para acabar con este problema. Algunas de las lavadoras más novedosas, tiene un motor inverter sin escobillas, extremadamente silencioso. Este te permitirá hacer la colada a cualquier hora del día.

Despídete de esas coladas interminables

  1. No te esclavices poniendo lavadoras. Es tu lavadora la que tiene que adaptarse a ti, no al revés. Si quieres ponerla en marcha durante el horario de tarifa reducida o estar presente cuando se acabe el ciclo de lavado para sacar la ropa inmediatamente después y evitar que se arrugue, elige un modelo que permita un inicio diferido. Muchas lavadoras gracias a su tambor 3D facilitan el cuidado de la ropa. Esta sale menos arrugada. Una estupenda idea para ahorrarnos tiempo de plancha después.primera lavadora secadora cocina pequeña

 

  1. Procura llenar tu lavadora al máximo. Varios estudios demuestran que, en general, solo utilizamos un 60% de la capacidad de carga total de nuestra lavadora. Incluso con un sistema de capacidad variable automática, esta mala costumbre supone un gran derroche de agua y electricidad. Por ello, es mejor que intentes esperar a tener suficiente ropa para llenar el tambor. Si esto no es posible porque en ese momento no has acumulado tantas piezas de ropa como para llenarla por completo, puedes seleccionar la función «programa corto», “a media carga” o “eco”. Con la que ahorrarás hasta un 25% de energía.
  2. Utiliza la cantidad necesaria de detergente. La cantidad adecuada de detergente puede llegar hasta a triplicarse. Esto depende del contenido de calcio y magnesio del agua en el lugar donde vivas. Cuanto más dura sea el agua, más cantidad de detergente habrá que utilizar. Para conocer qué tipo de agua hay en tu zona, puedes consultar en tu Ayuntamiento. También puedes preguntarle a la empresa que te suministra el agua. En general, las personas que viven en áreas calcáreas necesitan utilizar más detergente que las que viven en otros lugares. Si este es tu caso, presta especial atención al mantenimiento de tu lavadora.

Cuida tu ropa con el programa adecuado

  1. Selecciona el programa adecuado en cada lavado. Este es un aspecto que debemos tener en cuenta tanto a la hora de comprar nuestra primera lavadora como cuando la vayamos a utilizar. Algunos aparatos disponen de un programa que utiliza agua a 15° C. También existen programas de lana para que el cuidado de tu ropa sea eficaz. Así podrás, respetar los tejidos. Si tienes hijos, muchas lavadoras cuentan con un programa denominado «babycare». Este aumenta la cantidad de agua utilizada en el aclarado para eliminar al máximo los restos de detergente. En definitiva, lo ideal es poder contar, además de con programas predeterminados (que calculen automáticamente la velocidad de centrifugado, la cantidad de agua necesaria, etc.). Y con programas personalizables, para adaptarlos a tus necesidades.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.