Trucos y consejos para el buen mantenimiento del lavavajillas

mantenimiento del lavavajillas

Para que nuestros electrodomésticos duren más tiempo y funcionen de la manera más correcta posible, es muy importante prestar atención a su cuidado. En el caso del lavavajillas, también precisa de buenas prácticas para un óptimo resultado en el proceso de lavado. En ocasiones parece que el lavavajillas no lava bien o está atascado y funciona de manera deficiente. Para evitar estas situaciones, en el blog de La Casa Tecno queremos darte unos trucos y consejos para realizar un correcto mantenimiento del lavavajillas. Empecemos por los pasos básicos como comprobar los filtros y los brazos rociadores de agua.

Revisión de los filtros del lavavajillas

El filtro suele encontrarse en la parte inferior del electrodoméstico. Según los fabricantes, este debe limpiarse después de cada ciclo de lavado para que los resultados sean los más adecuados. Pero como este proceso puede ser algo tedioso, te aconsejamos que si lo utilizas de manera habitual lo revises 2 o 3 veces al mes. En cuanto al modo de proceder, explicamos cómo revisarlo con más precisión a continuación:

  1. Para extraer el filtro, gire en el sentido contrario a las agujas del reloj.
  2. Límpialo con agua y retire los posibles restos de comida. Puedes ayudarte de algún cepillo para quede reluciente.
  3. Tras este proceso, se recomienda que, una vez al mes, ejecutes un ciclo corto sin detergente y sin el filtro para una mayor limpieza.
  4. Por último, solo queda volver a colocarlo.

mantenimiento del lavavajillas

Mantenimiento de los brazos rociadores de agua inferior y superior

En relación a los brazos rociadores requieren cierto cuidado. Primeramente, se debe comprobar que los orificios de pulverización de agua no están bloqueados por restos de cal o comida. Cuando se requiera una limpieza más en profundo, es necesario retirar la pieza para proceder a la misma. Revise las instrucciones de su aparato para ver si el brazo se saca a rosca o con un leve tirón.

Limpieza del suministro de agua

El último punto que tenemos que tener en cuenta está relacionado con el suministro de agua. Todos los lavavajillas incorporan un filtro en la conexión de la válvula con la manguera que va a suministrar el agua. En ocasiones puede ocurrir que la máquina no reciba la suficiente y puede ser que el filtro esté bloqueado. ¿Qué se debe hacer entonces? Limpiar el filtro claramente. Para ello:

  1. Desconecte el lavavajillas de la corriente eléctrica.
  2. Cierre el grifo y desenrosque la manguera de suministro de agua.
  3. Es entonces cuando procedemos a la limpieza del filtro de la manguera, así como a la posterior colocación cuando hayamos terminado.
  4. Importante no olvidar volver a abrir el grifo.
  5. Si hay algún escape de agua es posible que no esté bien conectada la manguera, ¡compruébalo!

Consejos útiles para el mantenimiento del lavavajillas

Otros consejos a tener en cuenta para realizar un satisfactorio mantenimiento del lavavajillas son los siguientes:

  • Utilice sal para el lavavajillas. Sobre todo en ciertas zonas del país donde el agua es dura. La sal sirve principalmente para contrarrestar la cal que contiene el agua con el fin de proporcionar unos resultados de aclarado óptimo. Además, esta es la mejor solución para evitar que los vasos salgan blancos de nuestro lavavajillas. Normalmente si el aparato nota la falta de sal, nos lo va indicar de alguna forma para que procedamos a su reposición cuanto antes.
  • El abrillantador también es importante. Este es dispensado de forma automática durante el ciclo de aclarado final. Con este producto no se producen las marcas de agua que a veces aparecen en la cristalería.

Errores comunes que se deben evitar

mantenimiento del lavavajillas

Existen varios fallos comunes que cometemos a la hora de poner el lavavajillas. Si queremos mantener un correcto mantenimiento del lavavajillas trataremos de evitar:

  1. Cargar con demasiado menaje el aparato lo que puede obstruir el buen funcionamiento de los brazos dispensadores de agua.
  2. Abusar del detergente. No por echar más va a limpiar el aparato mejor. Existen unas marcas que nos indican el mínimo y el máximo a utilizar, respétalas.
  3. Limpiar los restos de comida para evitar atascos en las tuberías. Un truco infalible para solucionar esto es mezclar en un vaso 1 parte de bicarbonato y 3 de vinagre. Esta solución se vierte por el conducto atascado y se deja actuar durante unos 15 minutos aproximadamente. Después comprobamos si sigue atascado echando agua caliente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.