Trucos para el buen mantenimiento de lavadoras

mantenimiento de lavadoras

Las lavadoras, al igual que todos los electrodomésticos y aparatos tecnológicos en la actualidad, están programadas para que funcionen durante un determinado número de lavados. Según los expertos de los principales fabricantes, las lavadoras tienen una vida útil de 10 años, aproximadamente. Pero esta edad puede aumentar o disminuir dependiendo de los cuidados que se le den a la máquina.

Las averías, la suciedad y las malas prácticas, pueden lastrar el funcionamiento de la lavadora ocasionando una mala inversión. Por eso, además de la calidad y las características de la misma, es importante saber cómo realizar un buen mantenimiento de lavadoras. Agradecerás haber hecho una compra útil y duradera.

Consejos generales para el mantenimiento de lavadoras

Una serie de actuaciones concretas y habituales en cada lavado pueden ser cruciales para alargar la vida útil de la lavadora y que las condiciones de uso sigan siendo excelentes. Lo ideal es que se realicen desde el primer día de su utilización para aprovechar al máximo su rendimiento.

  • Revisa los bolsillos de las prendas que vas a lavar. Puedes encontrar monedas u objetos metálicos que pueden dañar, e incluso atascar, la estructura interior de la lavadora. Especialmente comprueba la ropa de los más pequeños, ya sabes que guardan todo lo que encuentran.
  • Evita sobrecargar la lavadora. Un lleno absoluto de la misma ocasiona que la ropa se encuentre demasiado apelotonada. Obligará a la máquina a forzar la potencia del lavado. Además, los productos de limpieza como el detergente y el suavizante pueden quedarse pegados en las paredes del tambor. Si no se extienden adecuadamente pueden dañar la estructura con el paso del tiempo.

mantenimiento de lavadoras

  • No utilices más detergente de la cuenta. El detergente crea mucha espuma. Un exceso del mismo provocará, como en el caso anterior, la aparición de moho en el tambor con los consiguientes daños materiales a corto plazo. Tampoco es aconsejable utilizar el suavizante a la vez que el detergente. Puesto que la mezcla de ambos creará un residuo que también se adherirá al tambor de la lavadora. Lo ideal es usarlo en el ciclo final de aclarado.
  • Utiliza una velocidad correcta de centrifugado. Las velocidades altas tienen la ventaja de que eliminan mayor cantidad de humedad de las prendas, pero, a cambio, requieren utilizar más fuerza y provocan más vibraciones en la lavadora acortando su vida útil. Por ello, es aconsejable disponer de una secadora para hacer este trabajo.

Otros consejos

  • Recoge la ropa del bombo tras el lavado. No es adecuado dejar las prendas en la lavadora una vez finalizado el programa de lavado. El tambor puede absorber la humedad y facilitar la aparición de moho y óxido. Para escurrir el empapamiento de la ropa, puedes depositarla sobre un balde antes de secarla o tenderla.
  • Tras el lavado, deja la puerta abierta para ventilar el tambor. Si no se ventila, la humedad se quedará dentro y el moho puede volver a hacer de las suyas. Basta con dejarla entornada durante un buen tiempo, que dependerá en mayor o menor medida de la zona donde vives.

Las claves para una adecuada limpieza de lavadoras

Además de las actuaciones concretas en cada lavado, una buena limpieza de manera usual también será clave para realizar un adecuado mantenimiento de lavadoras. La suciedad puede ocasionar un mayor desgaste de la máquina, mal olor, incluso graves averías. Por eso es importante tener en cuenta estos consejos de limpieza.

  • Realiza un lavado interior al menos un par de veces al año. Es lo que se conoce como colada de mantenimiento. Para ello, pon un ciclo largo de lavado sin carga con agua caliente y aplica en el cajetín vinagre, bicarbonato sódico o lejía para que elimine cualquier rastro de suciedad materializada.

mantenimiento de lavadoras

  • Limpia con un trapo húmedo la goma de la puerta y aplica agua y jabón, lejía o amoniaco en la junta del interior según el grado de suciedad. En esta zona la suciedad suele estar muy incrustada así que límpialo con mucho cuidado de no dañar la zona con los productos químicos.
  • Las lavadoras están dotadas de un filtro especial que retiene los residuos de tamaño más grande y restos de detergente y otras partículas que podrían obstruir la descarga. Por eso, es importante limpiarlo con frecuencia, siguiendo los pasos indicados en las instrucciones de cada fabricante. Una vez retirados los residuos, basta con mojarlo con un poco de agua para completar la limpieza.

Debes tener en cuenta para el cuidado de tu lavadora

  • También es conveniente limpiar de vez en cuando la cubeta del detergente y sus compartimentos. Para ello, se extraen de la lavadora y se colocan bajo el grifo para quitar la suciedad más superficial. La limpieza se puede completar con un bastoncillo para eliminar los restos en las juntas del hueco interior.
  • Es habitual que los líquidos utilizados como el detergente o el suavizante se derramen en alguna ocasión y manchen la cubierta de la lavadora. Para limpiar la parte externa, lo primero que tienes que hacer es desenchufarla de la toma de corriente. A continuación, utiliza un trapo húmedo y jabón o cualquier producto de limpieza específico para el material.

Otros consejos para el mantenimiento de lavadoras

  • En muchas ocasiones, durante el proceso de centrifugado, las lavadoras emiten unas vibraciones excesivas. Esto es debido a que no está bien nivelada, y un caso omiso de este problema también puede deteriorar tu lavadora. Para nivelarla debes seguir los siguientes pasos:
  1. Toma un nivel, colócalo encima de la lavadora y comprueba la burbuja.
  2. Con una llave inglesa, afloja las tuercas de seguridad de las patas frontales de la lavadora.
  3. Ajusta las dos patas frontales con el nivel hasta que la burbuja del mismo quede centrada.
  4. Reajusta las patas frontales en el lugar donde la lavadora está nivelada.
  5. Aprieta las tuercas.
  • Cuando te vas de vacaciones, no vas a estar en casa durante una temporada o simplemente no vas a utilizar la lavadora en un tiempo, es recomendable que cierres la llave de paso del agua. Así evitaras filtraciones del agua.

Seguir periódicamente todos estos consejos permitirá que tu lavadora esté como el primer día que la compraste y te evitarás muchas llamadas al servicio técnico. Un poco de tu tiempo, por mucho ahorro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.