La limpieza a vapor: cuida tu hogar de la forma más eficiente

limpieza a vapor

Cada vez existen más inventos para hacernos la vida más fácil. Y en cuanto a los cuidados del hogar, no podría ser menos. Electrodomésticos que hoy en día nos resultan imprescindibles, como la lavadora, el lavavajillas o el frigorífico, supusieron una revolución en su día.

Y, en la actualidad, ya están apareciendo nuevas ideas con perspectivas de quedarse en nuestros hogares, especialmente en el ámbito de la limpieza.

Si ya hablamos en su día de robots aspiradores que nos permiten descansar mientras limpian nuestros suelos, hoy vamos a dedicarle una entrada a la limpieza a vapor.

La limpieza a vapor es un tipo de limpieza que desinfecta totalmente las superficies en las que incide por lo que su efectividad es mayor que la de cualquier otro aparato. Sus ventajas son tan buenas que cada vez más personas apuestan por ella. ¿Quieres conocerlas? ¡Sigue leyendo!

 

Ventajas de la limpieza a vapor

Como decíamos la limpieza a vapor supone una serie de beneficios para los hogares:

  • Es muy versátil. La limpieza a vapor tiene la capacidad de limpiar todo tipo de superficies: suelos, moquetas, mesas, encimeras, cristalería, azulejos, …
  • No solo limpia, es un aparato multifunción porque elimina los malos olores incrustados, desengrasa las cocinas y todo lo que tenga grasa y también elimina los hongos y las bacterias que puedan haberse generado. Por tanto, es una máquina que desinfecta totalmente cualquier superficie.
  • Como se trata de vapor pese a alcanzar una temperatura tan alta, de hasta unos 200°C, permite la desinfección total sin dañar los espacios sobre los que incide. De esta manera, es 100% efectivo.
  • Es una forma de limpieza ecológica, pues, como decíamos, solo funciona con agua y no es necesaria la aplicación de detergentes o productos químicos para eliminar la suciedad y desinfectar. Además, gasta prácticamente la mitad de agua que otros métodos de limpieza por lo que también ahorramos en este preciado bien.
  • Por las mismas razones que es ecológico, también se puede decir que es un método de limpieza económico porque no tenemos que gastar en comprar otros productos: con agua nos basta.

 

limpieza a vapor

 

¿Cómo funciona la limpieza a vapor?

La limpieza a vapor es el mejor método antibacteriano para el hogar. Su funcionamiento es muy sencillo: el chorro de vapor se genera en el interior del aparato. Al expulsarse las gotitas de vapor, estas penetran en la superficie y eliminan la suciedad.

Pero esto no quiere decir que la despeguen por completo de su sitio. Después de aplicar el chorro de vapor es aconsejable utilizar un paño, un cepillo o un aspirador para recoger por completo esos gérmenes desincrustados.

Existen dos tipos de limpiadores de vapor:

  • Los limpiadores de vapor caliente y seco. Son los más comunes. Se puede echar agua fría agua que se calienta en el interior hasta que se produce el vapor o directamente echar agua caliente. Si optas por la primera opción, te tocará esperar.
  • Los limpiadores de vapor frío y húmedo. Funcionan con agua fría y la humedad es lo que sirve para desincrustar la suciedad, no la temperatura.

 

Tipos de limpiadores al vapor

Según las necesidades y el tipo de superficie, existen diferentes aparatos de limpieza al vapor:

 

1- Los convencionales

Son aquellos cuya apariencia es similar a un aspirador y sueltan el vapor de agua a través de una mopa articulada. También cuentan con más accesorios especiales para diferentes tipos de superficies.

 

limpieza a vapor

2- Aspiradores a vapor

Se trata de aspiradores convencionales pero que tienen una opción de limpieza a vapor. Así, después de utilizar esta función puedes aspirar directamente la suciedad desincrustada para una limpieza completa. Son especialmente útiles para los suelos.

 

3- Las escobas a vapor

Con una forma como la de los aspiradores escoba pero expulsando vapor, su manejo es mucho más sencillo porque pesa menos, no utiliza cables y se adaptan más a los movimientos naturales de la limpieza.

 

4- Los limpiadores a vapor portátiles

Son pequeños aparatos de mano esenciales para limpiar superficies altas como mesas, encimeras o muebles. Su tamaño es más reducido y su peso más ligero por lo que se mueven libremente sin necesidad de hacer movimientos incómodos.

 

5- Los cepillos a vapor

Estos aparatos están centrados en la limpieza de la ropa y sirven tanto para planchar verticalmente como para limpiar la suciedad incrustada en las prendas. A la hora de planchar camisas son una opción muy interesante a tener en cuenta.

Como ves, la limpieza a vapor ofrece numerosas ventajas para el día a día. Y a ti, ¿qué te parece?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.