Cómo cuidar y cambiar la goma de la lavadora

Limpiar la goma de la lavadora evita la aparición de moho

La lavadora es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en nuestro día a día. A la semana solemos programar de media un total de 3 o 4 lavados, y esto a la larga puede producir la acumulación de humedad en su interior. Si no mantenemos un correcto mantenimiento de la lavadora de este aparato, y en especial de la goma de la lavadora que recubre la puerta, podemos exponernos a malos olores y a la aparición de moho.

Como consecuencia de estas malas prácticas, la calidad de los lavados se puede ver lastrada. Por eso, además de cuidar este electrodoméstico de manera general, también es importante conocer cómo realizar un buen cuidado de la goma de la lavadora.

Consejos para cuidar la goma de la lavadora

La goma de la lavadora tiene como principal función evitar el desprendimiento del agua de la máquina al exterior. Durante los lavados, es común que el agua y el jabón se almacenen en el hueco que recubre la goma. Como consecuencia se produce la creación de moho y hongos. Incluso, con el paso del tiempo, puede aparecer un repugnante olor que posiblemente impregne las prendas lavadas.

Si esto te ha ocurrido, no te preocupes: no tienes que comprar una lavadora nueva. Simplemente basta con realizar una buena limpieza de la goma como aquí te detallamos.

Limpieza de la goma

Coge papel y boli ya que para comenzar necesitas:

  • Unos guantes de látex, evitarán dañar tus manos con los productos de limpieza.
  • Una bayeta o trapo de limpieza, para frotar la suciedad.
  • Un bote de lejía o de amoníaco, para aplicarlo en las manchas y en el moho y eliminarlo.
  • Agua, para mezclar con la lejía o el amoníaco y limpiar los productos aplicados posteriormente.

Con agua y lejía puedes limpiar la goma de la lavadora

Una vez que tengas a tu disposición estos elementos, es el momento de empezar la limpieza. Solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Apaga completamente la lavadora y comprueba que no quede en el interior del tambor ninguna prenda. Los calcetines, las medias o la ropa de bebé suelen olvidarse con mayor frecuencia por su pequeño tamaño.
  2. Agarra la goma de la lavadora y tira con fuerza hacia arriba para sacarla.
  3. Mezcla la lejía o el amoníaco con agua en un balde, e impregna la bayeta con el producto resultante.
  4. A continuación, frota sobre la superficie de la goma para limpiar las manchas de suciedad hasta que se hayan eliminado. Haz lo mismo en la parte de la lavadora que protege la goma.
  5. Después, con agua limpia, pasa otro trapo en las zonas humedecidas para secarlas y eliminar los restos del producto de limpieza.
  6. Por último, deja la puerta de la lavadora abierta y no pongas la goma hasta que se seque el agua que queda en el hueco.

Cuidado de la goma

Para evitar que el moho y los malos olores aparezcan en la goma de la lavadora de nuevo, es recomendable seguir unos consejos generales durante los lavados.

  • Reduce al cantidad de detergente para evitar la suciedad de la goma de la lavadoraRealiza una colada de mantenimiento como máximo una vez al mes. Pon un ciclo de lavado sin carga, aplicando en el cajetín vinagre o bicarbonato de sodio para eliminar cualquier resto de suciedad materializada.
  • Utiliza programas de agua caliente de vez en
    cuando. Un uso habitual de programas fríos es propicio para la aparición de hongos y moho.
  • Tras cada lavado, quita inmediatamente la ropa de la lavadora para que no almacene humedad. Puedes dejarla secar en un balde antes de tenderla.
  • Deja siempre la puerta de la lavadora abierta para que se seque toda la humedad.
  • Si tiene mucha agua, seca la goma de la lavadora. Esto evitará la aparición de moho.
  • Reduce la cantidad de detergente y de suavizante en cada lavado si utilizas mucho. Un exceso de estos productos hace que la lavadora no pueda eliminarlos por completo y, por tanto, se queden pegados en su interior.

Pasos para cambiar la goma de la lavadora

Cuando nos encontramos en el suelo un charco de agua, lo más probable es que la lavadora haya sufrido una fuga. Esto es debido a que la goma que recubre la puerta del electrodoméstico tiene algún agujero o está rota. Por eso, hay que cambiarla.

Muchas veces para hacer estas tareas, recurrimos a los servicios de un fontanero. Pero lo cierto es que el precio de la mano de obra puede superar con creces el coste de la goma nueva, por lo que cambiarla tú mismo es la mejor opción. Para ello debes seguir estos sencillos pasos:

  1. Sustituir la goma de la lavadora es muy sencilloQuita el alambre que rodea la goma. La parte exterior de la misma cuenta con alambre que la recorre al completo. Haciendo palanca con cualquier herramienta, puedes sacar ese cable sin problemas.
  2. Retira la goma. Tras quitar el alambre que la presionaba, puedes sacar la goma sin problemas tirando para arriba.
  3. Comprueba el número de referencia de la antigua goma para comprar una igual que encaje en el modelo de tu lavadora.
  4. Coloca la nueva goma. Una vez que ya tengas la goma nueva, introdúcela en el hueco y fija el alambre para que la presione.
  5. Examina que la goma está bien colocada. Revisa que no queda suelta por ningún sitio y realiza una prueba de lavado para comprobar que no se filtra el agua al exterior.

Simplemente con seguir estos sencillos consejos puedes mantener un buen cuidado de la goma de tu lavadora. Una parte que, como has podido comprobar, es esencial para el correcto funcionamiento de la máquina y del lavado de tus prendas. Por eso, si te acabas de comprar una lavadora es importante que sigas los consejos para evitar que se acumule la suciedad y la aparición de moho. ¡En un futuro lo agradecerás!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.