Frigoríficos cíclicos o no frost, ¿por cuál me decanto?

frigoríficos cíclicos o no frost

A la hora de comprar un frigorífico nuevo, lo primero que se te puede venir a la cabeza es elegir uno no frost. En los últimos años se ha puesto muy de moda esta tecnología popularizándose demasiado entre los consumidores cuando en realidad no es necesaria para todos los lugares.

Y es que, todavía siguen existiendo en el mercado los frigoríficos cíclicos o convencionales de toda la vida.

¿Todo esto te suena a chino y no tienes ni idea de qué tipo de frigorífico elegir? No te preocupes. Hoy en el blog de La Casa Tecno te vamos a explicar todas las características de los frigoríficos cíclicos y no frost para que elijas el que más te convenga.

 

Frigoríficos no frost

Estos frigoríficos cuentan con un sistema de ventilación y evaporación que evita la formación de hielo en su interior. Este sistema, funde el hielo cuando comienza a formarse y así no se produzca moho y humedad.

Su modo de funcionamiento es a través del propio enfriamiento del aire, por lo que reseca más los alimentos.

 

Ventajas de los frigoríficos no frost

Son varias las ventajas que ofrecen los sistemas no frost:

  • Produce una descongelación automática, por lo que no es necesario hacerlo manualmente una o dos veces al año.
  • Es recomendable para zonas en las que el ambiente es muy húmedo y al abrir la puerta del frigorífico esa humedad tiene más facilidad de generar hielo.
  • Su sistema de funcionamiento produce que los alimentos se enfríen y se congelen muy rápido.
  • Así, conservan mejor la temperatura del interior del frigorífico con respecto a la que existe afuera y es más uniforme por todo el aparato.

frigoríficos cíclicos o no frost

Inconvenientes de los frigoríficos no frost

Pero a su vez, también tiene una serie de desventajas:

  • La principal es que, debido a su sistema de funcionamiento de aire seco, reseca los alimentos. Por ello, se recomienda envolverlos en un film al guardarlos en este tipo de frigoríficos.
  • El ventilador que compone estos frigoríficos produce un constante ruido que, si bien es leve, puede resultar molesto.
  • Consume más energía que un frigorífico convencional porque el aire está recirculando todo el rato.
  • Aunque no se precise descongelarlo, sí que es recomendable limpiar el frigorífico mínimo una vez al año para evitar malos olores y mantener un correcto funcionamiento del mismo.

 

Frigoríficos cíclicos

Este tipo de frigoríficos enfrían y redistribuyen el aire de otra manera. Cuentan con un gas refrigerante que se evapora y se enfría a través de los motores mientras se distribuye por todo el aparato.

Así, se trata de un frío húmedo que, con el paso del tiempo, va generando escarcha y se va pegando a las paredes de la nevera. Por eso es necesario descongelarlo manualmente.

 

Ventajas de los frigoríficos cíclicos

Pese a que formen escarcha, los frigoríficos tradicionales o cíclicos cuentan con una serie de beneficios frente a los no frost:

  • Los alimentos se conservan mejor porque el aire no reseca su superficie y no es necesario taparlos con un film.
  • Pueden llegar a consumir menos energía que los no frost siempre y cuando se realice un mantenimiento periódico y adecuado.
  • Por lo general, son bastante más baratos y asequibles que los otros.
  • Son más pequeños, por lo que el espacio que precisan para su ubicación en la cocina es menor.
  • El nivel de decibelios también es menor, por lo que apenas generan ruido; solo cuando el motor está funcionando.

frigoríficos cíclicos o no frost

Inconvenientes de los frigoríficos cíclicos

Pero, como es normal, también tienen una serie de desventajas:

  • La principal de ellas es que hay que descongelarlo una o dos veces al año según lo que recomiende el fabricante.
  • Cuanto más hielo y escarcha acumulen, peor será su rendimiento y mayor su consumo.
  • La durabilidad de los productos es menor porque tardan más es enfriarse cada vez que el motor entra en funcionamiento.

En resumidas cuentas, para elegir el frigorífico que mejor te convenga debes analizar estos puntos según las características de tu vivienda y de las condiciones climatológicas de tu zona. Los frigoríficos cíclicos son más recomendables en zonas secas de interior y los no frost para las zonas húmedas y de costa. Aun así, la última decisión está en tu mano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.