¿Por qué mi frigorífico no enfría?

frigorífico no enfría

Como cualquier aparato de nuestra vida cotidiana, el frigorífico se puede estropear. Ya sea un problema sencillo o más grave, es común que en algún momento de su vida tenga algún contratiempo. Y es normal porque está permanentemente en funcionamiento.

Pero, aunque sea habitual que se rompan las cosas, lidiar con ello no es nada agradable. Y si hablamos de un frigorífico, puede suponernos un quebradero de cabeza porque tenemos alimentos dentro que se pueden estropear.

Uno de los problemas más comunes que suelen ocurrir en las neveras es que no enfríen. Ya sean frigoríficos cíclicos o no frost, en ocasiones los abrimos y vemos que la comida está caliente. ¿Qué ha pasado?

Al igual que pasa con el congelador, son muchas las causas de que el frigorífico no enfríe. Hoy en La Casa Tecno te las explicamos y te ayudamos a evitarlo. ¡Sigue leyendo!

 

El frigorífico no enfría: 6 posibles causas

Si tu frigorífico no enfría, estas son 6 razones comunes por las que no funciona correctamente:

 

1- La clase climática

La clase climática del frigorífico es la que establece a qué temperaturas ambiente puede funcionar la nevera sin problemas. Lo habitual es que esté indicado que debe estar en un lugar en el que la temperatura sobrepase los 16°C y que sea menor a 32°C. Pero cada frigorífico tiene especificado en el manual su clase climática.

Por tanto, si está en una cocina con temperaturas por encima o por debajo de este rango, es posible que deje de enfriar.

 

2- Mala regulación del termostato

Como ya explicamos en los consejos antes de estrenar el frigorífico, cuánto más bajamos los grados del termostato, conseguimos más frío, pero también gastamos más energía. Por esta razón es probable que algunas personas decidan poner temperaturas más altas.

Pero esta acción, especialmente en ambientes calientes, puede provocar que el frigorífico no enfríe lo suficiente y notemos nuestros alimentos poco fríos.

 

frigorífico no enfría3- Poco espacio para ventilar

Llenar excesivamente la nevera no es bueno. Además de que el frío no tiene espacio para llegar a todas las partes de los alimentos, se pueden obstruir las salidas de aire del aparato y provocar problemas de funcionamiento. Entre ellos, que no enfríe.

Igualmente, la ventilación también es fundamental para que la nevera enfríe correctamente. Si no tiene el espacio adecuado para expulsar el aire caliente, puede ser que deje de realizar esta función.

 

4- Abrir la puerta con mucha frecuencia

Cuando hace mucho calor, estar abriendo constantemente la puerta del frigorífico produce que se meta el calor dentro y le cueste más tiempo enfriar. De esta manera, nos podemos encontrar la comida caliente y no saber por qué.

 

 5- El frigorífico está desenchufado

Aunque puede parecer una tontería, puede ocurrir que la nevera se haya desenchufado al moverla por algún motivo el frigorífico y no esté enfriando. La mejor manera de comprobarlo es ver si funcionan las bombillas y los controles. Igualmente, que haga los ruidos habituales del frigorífico.

 

6- Problemas técnicos

Otra de las causas de que el frigorífico no enfríe pueden ser problemas técnicos más complicados. Por ejemplo, que haya una fuga del gas refrigerante, las juntas congeladas, un ventilador obstruido o un condensador sucio.

 

Cómo arreglar un frigorífico que no enfría

Ante estas situaciones en las que el frigorífico no enfría, existen posibles soluciones que no son más que consejos para un buen mantenimiento de la nevera:

 

1- Trasladarlo a un lugar más fresco

En el caso de que el frigorífico no enfríe porque está sometido a altas temperaturas, la solución es trasladarlo a un lugar más fresco para que vuelva a funcionar.

Recuerda que para que esto no pase, hay que evitar colocarlo ante la exposición directa del sol o al lado de fuentes de calor como el horno, la calefacción o el lavavajillas.

 

2- Regular el termostato

Si tienes la temperatura de la nevera alta y los alimentos no se enfrían lo suficiente, deberás bajar los grados. Aunque el termostato tenga un rango de temperaturas, lo óptimo es que esté regulado en las intermedias: es decir, entre 4 o 5 grados.

 

3- Ventilar

Cuando hay problemas de ventilación, despega el frigorífico de la pared durante un tiempo y vuelve a colocarlo, pero con más espacio entre la parte trasera y la pared. Igualmente, no llenes en exceso las baldas para que tenga espacio suficiente a la hora de expulsar el aire interior.

 

4- Abrir con menor frecuencia la puerta

Si abrimos mucho la puerta de este aparato en verano, no dará tiempo a que se enfríe la comida dadas las altas temperaturas. Por eso, especialmente en las estaciones cálidas, abre lo menos posible la nevera. A la hora de comer piensa antes qué alimentos vas a utilizar y sácalos todos a la vez.

 

frigorífico no enfría

 

5- Descongela el frigorífico

Una vez que se empieza a producir hielo, normalmente en los frigoríficos cíclicos, hay que proceder a descongelarlos, ya que esto también puede provocar que los alimentos no se enfríen lo suficiente. En este post te enseñamos cómo hacerlo.

 

6- Limpiar el ventilador y el condensador

Si ninguna de las anteriores opciones funciona, puedes probar a limpiar el ventilador y el condensador. Antes de nada, te avisamos que acceder a ellos no es sencillo y si ves que no vas a poder hacerlo lo mejor es contar con la ayuda de un profesional.

En el caso del ventilador, desmonta la rejilla trasera y comprueba que no está obstruido por ningún objeto.

Para el condensador, remítete al manual del frigorífico: allí te explicará dónde está situado y cómo debes limpiarlo cuidadosamente.

 

7- ¿Termostato roto? Llama a un técnico

Si has comprobado que el frigorífico está enchufado pero el motor no suena, lo más probable es que el termostato esté roto y esa sea la causa de que no enfría.

Para arreglarlo lo mejor es que llames a un técnico especializado.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.