Trucos y consejos para lavar abrigos en casa

lavar abrigos en casa

 

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, toca sacar los abrigos del armario. Pero, aunque los guardamos limpios en primavera, resulta que cuando los cogemos nos los encontramos llenos de pelusas e incluso con olores desagradables. Y es que, dentro del armario durante todo el verano sin usarse acumulan polvo y la limpieza hecha unos meses antes no sirve para nada.

El problema es que son prendas con materiales específicos y que pueden resultar difíciles de lavar. Por eso, solemos acudir a limpiarlos a la tintorería. Pero en realidad pueden lavarse en casa sin mucha complicación, tanto a mano como en la lavadora, simplemente teniendo en cuenta su composición y sus exigencias. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo.

 

Prepara el abrigo antes de lavarlo

Antes de nada, tienes que tener en cuenta unas recomendaciones para lavar abrigos por ti mismo:

  • Revisa los bolsillos del abrigo. Aunque parece una tontería, es importante que compruebes que los bolsillos del abrigo están vacíos antes de lavarlo. Puedes encontrarte con dinero, auriculares u otros objetos que se pueden estropear durante la limpieza del mismo. Y no es nada agradable encontrárselos después.
  • Mira la etiqueta de lavado. Como seguro que sabrás, la ropa cuenta con una etiqueta con los símbolos de lavado que indica cómo se permite y cómo no, lavar esa prenda. Revisando esta etiqueta y siguiendo sus consejos, evitarás que se estropee el abrigo y sus materiales.
  • Limpia el polvo por encima con un cepillo. Con esta técnica en seco evitarás que durante el lavado el polvo se pegue y el abrigo no se limpie adecuadamente.
  • Cuidado con los broches, botones y cinturones metálicos. Si el abrigo cuenta con un cinturón extraíble, quítalo y lávalo aparte, sobre todo si cuenta con elemento metálicos. También, vigila los botones para que no se estropeen.

Puedes echar un vistazo a estos otros trucos para lavar la ropa para que la limpieza del abrigo sea mejor.

lavar abrigos en casa

 

Cómo lavar abrigos a mano

La limpieza a mano de los abrigos se puede hacer de dos formas. Pero, antes de nada, debes comprobar que no existan manchas puntuales. Si es así, tendrás que limpiarlas en profundidad en el proceso de lavado o previamente con productos específicos para las manchas en ese tipo de tela.

  1. Puedes limpiar el abrigo en seco mojando un cepillo en una mezcla de agua y amoníaco. Para ello, extiendo el abrigo en una superficie amplia y límpialo de manera uniforme. Incide especialmente en aquellas zonas como las mangas y el cuello que son las que suelen acumular más suciedad.
  1. Otra forma de lavar abrigos a mano es hacerlo en un balde. Llénalo de agua tibia y vierte sobre ella detergente para ropa. Después, remoja el abrigo en su interior y frótalo suavemente, incidiendo, como en el caso anterior, en aquellas zonas con más mugre. A continuación, elimina los restos de jabón con un trapo húmedo y déjalo secar en un tendedero. Si vives en una zona muy húmeda y la prenda acepta secadora, puedes utilizar esta máquina.

 

Cómo lavar abrigos en la lavadora

Antes de lavar los abrigos en la lavadora, debes verificar que el material de la prenda se pueda meter a la lavadora. Si no es así, se estropeará así que solo podrás limpiarlo a mano.

Por el contrario, si acepta el lavado en lavadora, comprueba a qué temperatura tiene que estar el agua. Por lo general los abrigos de paño y telas similares permiten como máximo 30-40 grados.

lavar abrigosDependiendo del material, las lavadoras más modernas tienen programas específicos para lavar diferentes tipos de tejidos. Por ejemplo: sintéticos, plumas o lana. En estos casos, basta con elegir el programa adecuado y la lavadora se encargará de seleccionar el ciclo y la temperatura adecuados.

En el caso de los abrigos de plumas, seguro que has escuchado alguna vez que deben lavarse con pelotas de tenis. Este truco sirve para que las pelotas golpeen el abrigo y así, se mueva, evitando que se apelmace la prenda y se arrugue. De esta manera las plumas quedan más esponjosas y uniformes.

Igualmente, tienes que conocer la cantidad adecuada de jabón que poner en la lavadora para que la prenda no se estropee. Y, además, que con los abrigos no es recomendable utilizar suavizante porque su tejido se puede dañar.

En los abrigos de lana, también es aconsejable lavarlos con prendas pesadas, como un par de vaqueros, para que se estabilice el peso en la lavadora y que se frote con la superficie de los abrigos para limpiarlos mejor.

Estos son los trucos que conocemos para lavar abrigos en casa. También puedes echar un vistazo a nuestro post especial para lavar edredones, otro tejido especial. Si sabes algún otro consejo para lavar abrigos no dudes en compartirlo con nosotros en los comentarios 😉

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.