¿En qué debes fijarte para comprar un centro de planchado?

centro de planchado

 

Planchar es una tarea que puede resultar pesada especialmente si tenemos una gran montaña de ropa. Y es que esta actividad lleva su tiempo para que las prendas queden perfectas después de salir arrugadas de la lavadora.

Los centros de planchado son una alternativa a las planchas habituales para facilitar esta labor. Están compuestos de una plancha de vapor y un depósito de agua independiente, mucho más grande que el de la plancha normal. De esta manera, los centros de planchado suministran una mayor cantidad de vapor por lo que el tiempo de planchado es menor y más efectivo.

 

Ventajas del centro de planchado

Aunque este pequeño electrodoméstico, convertido en uno de los más importantes del hogar, es más caro que la plancha, presenta una serie de ventajas que conviene analizar si sueles trabajar con gran cantidad de prendas:

  • Elimina todas las arrugas con un esfuerzo mucho menor. Al disponer de un caudal de vapor mucho mayor y además constante, planchar se convierte en una tarea rápida y sencilla. Igualmente, el acabado de las prendas es más profesional que planchando con una plancha sencilla.
  • Es más cómoda de utilizar. Como cuenta con un depósito a parte al que se enchufa para coger el vapor, los centros de planchado pesan menos y, por tanto, son más sencillos de manejar. Esta ligereza también se convierte en tiempo ahorrado.
  • Ahorro de agua. Pese a que tengan un depósito de agua mucho más grande, con los centros de planchado se consigue optimizar mejor el vapor. De esta manera, el agua dura más y la plancha tiene más autonomía.
  • Elimina bacterias de la ropa. Dada su función de dispensar vapor a altas presiones, esto provoca que se eliminen las bacterias de la ropa y los malos olores. Por tanto, también cumplen la función de higienizar nuestras prendas.

 

centro de planchado

 

¿Qué tener en cuenta para elegir un centro de planchado?

Si ya te has decidido a comprar un centro de planchado, debes saber en qué fijarte para adquirir el que mejor se adapte a tus necesidades. Para ello ten en cuenta los siguientes seis puntos:

 

1- La presión

La presión se mide en bares y es la fuerza con la que sale el vapor de agua. Cuántos más bares tenga el centro de planchado, mejor penetrará en los tejidos y mejor será el resultado.

En el mercado existen centros de planchado de entre 2 y 6 bares, aunque la presión más recomendada es entre 4 y 5 bares.

 

2- El chorro y el golpe de vapor

Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el centro de planchado es que el chorro de vapor sea continuo. Esto permite que el caudal de vapor se adapte a los diferentes tipos de telas para obtener el máximo rendimiento.

Por otro lado, muchos centros de planchado ofrecen el ‘golpe de vapor’. Esta característica es muy útil a la hora de eliminar arrugas difíciles o marcar las rayas de diferentes prendas como la del pantalón.

 

3- La potencia

La potencia del vapor sirve para ablandar los tejidos. En este aspecto, la potencia de los centros de planchado suele rondar entre 1.000 y 3.000 vatios. A más potencia mayor chorro de vapor y, por tanto, mejor productividad.

 

4- La autonomía

La autonomía es el tiempo del que dispondremos para planchar antes de que se agote el agua del depósito. Existen dos tipos de autonomía en los centros de planchado:

  • Autonomía limitada: cuando se acaba el agua del depósito, hay que esperar a que la plancha se enfríe antes de poder volver a rellenarla y trabajar de nuevo.
  • Autonomía ilimitada: no hace falta esperar a que se enfríe y se puede rellenar al instante cuando se acabe el agua. Este tipo de centros de planchado son más cómodos.

 

5- La capacidad del depósito

Cuanto más grande sea el depósito, más agua cabrá y menos veces tendremos que rellenarlo. Esto es especialmente útil si el centro de planchado cuenta con una autonomía limitada y tenemos que esperar para llenarlo.

Igualmente, debes tenerlo en cuenta si planchas mucha cantidad de ropa.

 

6- La placa de la base

centro de planchado

Es la parte más importante de una plancha. Para evitar que se ralle y se pegue la ropa provocando un mal funcionamiento de la misma, te recomendamos que elijas placas de cerámica o de acero inoxidable. ¡Una inversión extra puede alargar la vida de tu centro de planchado!

Ya has podido comprobar lo maravillosos que son los centros de planchado para planchar grandes cantidades de ropa.  Recuerda que para elegir el mejor que se adapte a tus necesidades debes analizar a fondo sus características.  Así, la tarea de planchar será mucho menos tediosa 😉

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.