Cómo poner una lavadora adecuadamente

claves para aprender a poner una lavadora

Tarde o temprano, a todos nos llega el momento de aprender cómo poner una lavadora por primera vez. Al principio, puede suponernos un quebradero de cabeza: no sabemos qué prendas hay que separar, qué temperatura y cuánto tiempo programarla, cuándo poner el detergente,…

Por eso, antes de cometer un atentado con tus prendas favoritas, te hemos preparado una guía con los pasos a seguir para poner una lavadora adecuadamente. Además, también te daremos unas claves para que el lavado de la ropa sea lo más efectivo posible y sin dañarla.

Cómo poner una lavadora en 6 pasos

Aprender a poner una lavadora al fin y al cabo es mecánico, y con la práctica resultará pan comido. Para ello solo tienes que seguir estos pasos:

1. Separa las prendas a lavar por características

Primero, separa las de color y las blancas para hacer dos lavados diferentes. No querrás que tu camisa de color blanco brillante favorita acabe con tintes rosáceos por mezclarla con tus pantalones rojos.

Después, mira las etiquetas de lavado cada prenda y sepáralas según las características de cada una. Algunas requieren temperaturas más bajas que otras, otras precisan lavar a mano o sin lejía,… Si no sigues los consejos de la etiqueta, se probable que la ropa se estropee.

claves para aprender a poner una lavadora2. Elimina antes las manchas de ropa

Antes de meter la ropa en la lavadora, comprueba aquellas prendas que tengan manchas importantes, como aceite o grasa, y límpialas. Para ello, existen en el mercado productos desengrasantes específicos que basta con echarlos sobre la mancha, dejarlos reposar durante unos minutos y meterlos a la lavadora.

También, puedes usar polvos de talco para manchas menos profundas.

3. Mete la ropa en el bombo

A continuación, ya puedes meter la ropa en la lavadora, convenientemente del revés para que no se decolore.

4. Configura el ciclo de lavado y la temperatura

En las instrucciones de la lavadora, lo más probable es que aparezca una tabla de lavado en la que se indica el programa y la temperatura a la que debe lavarse cada tipo de prenda.

Pero, por regla general y de manera sencilla puedes seguir esta tabla:

La tabla para saber cómo poner una lavadora

5. Introduce el detergente y el suavizante

Tras programar la lavadora, es el turno de colocar el detergente y el suavizante en el cajetín de la misma. Para saber qué cantidad poner, lee las recomendaciones de estos productos.

En el cajetín encontrarás tres o cuatro huecos para introducir los productos. En ellos aparecerán los siguientes símbolos:

  • I: representa el lugar del detergente para prelavado.
  • II: indica el sitio del detergente para lavado y la lejía si no tiene un cuatro hueco específico para ella.
  • *: simboliza el lugar para el suavizante.

6. Enciende la lavadora

Una vez programada la lavadora y añadido el detergente y el suavizante, ya puedes encender la lavadora. Cuando haya terminado, te avisará. ¡Así de sencillo!

Consejos y trucos a la hora de poner la lavadora

Para que saques el máximo partido al lavado de tu ropa y ahorres con tu lavadora puedes seguir los siguientes consejos:

  • Evita cargar la lavadora a la mitad si no tiene programa de media carga, ni sobrecargarla en exceso.
  • Mete a la lavadora solo dos o tres prendas de lana y nada más. Haz lo mismo con mantas y edredones, son ropas que, dado su tamaño, requieren lavados individuales.
  • Los tejidos como la lana, el lino y la seda, lávalos a temperaturas frías.

claves para aprender a poner una lavadora

  • Para la ropa blanca, utiliza lejía o azulejo para abrillantar las prendas, y hazlo con temperaturas altas. Además, tiéndela al aire libre para que no se vuelva de color amarilla.
  • Añade la cantidad adecuada de detergente. No añadas más de lo indicado por el fabricante porque la ropa se puede estropear.
  • Introduce la ropa al revés para que no pierda color, especialmente la tela vaquera, y sin sobrepasar los 40º.
  • Sigue siempre lo que marcan las etiquetas de lavado de cada prenda para no estropear la ropa durante el lavado.
  • Saca de inmediato la ropa de la lavadora tras el lavado para que no cojan humedad. Puedes meterla a la secadora o tenderla acto seguido, o dejar que pierda la humedad superficial unos minutos dentro de un balde.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.