¿Sabes cómo cargar correctamente el lavavajillas?

cargar correctamente el lavavajillas

 

¿Los vasos no te salen completamente limpios después de lavarlos en el lavavajillas? ¿Se quedan restos de comida pegados en los platos o cacerolas? Si te ocurre esto, tal vez no estés colocando adecuadamente la vajilla en este electrodoméstico.

Y es que, cargar correctamente el lavavajillas es una forma de ahorrar espacio, tiempo y dinero. ¿Por qué? Porque con una correcta colocación van a caber más platos, se limpiarán de forma más eficiente y no tendrás que relavarlos a mano posteriormente.

Hoy en La Casa Tecno te contamos todas las claves para colocar correctamente la vajilla en este electrodoméstico que tanto nos ha facilitado la tarea de lavar los platos. ¡Sigue leyendo!

 

1- Los platos, en el compartimento inferior

Los platos tienen su propio hueco en la rejilla inferior. Pero es importante colocarlos con la parte sucia mirando hacia adentro y hacia en rociador de agua. No olvides que entre plato y plato tiene que haber una pequeña separación para que el agua y el jabón lleguen correctamente a todos los rincones sucios de la vajilla. Así, quedarán impolutos y evitamos daños en la vajilla por el propio contacto.

 

cargar correctamente el lavavajillas2- Los vasos y las tazas, arriba

Los vasos, cuencos, boles y tazas se deben colocar en el compartimento superior. La mejor forma de cargarlos es tratar de apilarlos ligeramente entre ellos. Esto tiene dos funciones:

  • Por un lado, que llegue mejor el agua a la superficie interior y el agua y el jabón se puedan escurrir y no se acumulen en la taza o vaso
  • Por otro, porque permite ahorrar y economizar más el espacio que si los colocamos completamente boca abajo.

 

3- Los utensilios de plástico, también arriba

Los tuppers o cualquier otro elemento de plástico, también se deben colocar en la parte superior del lavavajillas. La razón es que el mecanismo de calentamiento de los lavavajillas suele encontrarse en la parte inferior en la mayoría de ellos, por lo que colocarlos en la canasta de abajo podría provocar que el calor deforme estos productos.

 

4- Las sartenes y ollas en la parte inferior

Conviene pre-lavar las sartenes y las ollas con agua caliente antes de introducirlos en el lavavajillas. Después, a la hora de colocarlos en el lavavajillas es importante ubicarlos en los laterales de la bandeja inferior. Al tratarse de utensilios muy grandes, ponerlos en la parte centrar provocará que se bloquee el brazo rociador y no llegue a toda la vajilla. De esta manera, situados en los laterales, dejará libertad de movimiento al dispensador de agua y limpie adecuadamente todos los platos y vasos.

 

5- Los cubiertos en su canasta

Los lavavajillas cuentan con una canasta adaptada para los cubiertos: se trata de una bandejita con orificios más pequeños para que no se caigan los cubiertos. Pero para colocarlos adecuadamente, recomendamos ponerlos boca abajo y con un espacio de separación entre ellos sin acumular demasiados.

Los cucharones y cubiertos de madera para cocinar, no son aptos para el lavavajillas.

 

6- Las copas, con seguros

Algunos lavavajillas cuentan con un elemento de plástico en la bandeja de la parte superior. Esto es para asegurar el tallo de las copas de vidrio para que no se muevan y se fracturen durante el proceso de lavado.

Sin embargo, puede que tu lavavajillas no cuente con este elemento. Si es así, debes colocarlas en la parte de los vasos, pero evitando que estén muy juntas para que no choquen entre sí. Tampoco es bueno ponerlas junto a cucharas o elementos de metal que pueden rayar la superficie.

Si crees que es peligroso lavar las copas en el lavavajillas, las puedes lavar a mayor para mayor seguridad.

 

7- No llenar demasiado el lavavajillas

Una vez que queda claro cómo cargar correctamente el lavavajillas, debemos tener en cuenta que no hay que sobrecargarlo. Como ya hemos explicado en casi todos los puntos, el espacio entre los diferentes utensilios es esencial para que el lavavajillas funcione correctamente y estos queden completamente limpios.

 

cargar correctamente el lavavajillas

8- Identificar los alimentos difíciles de lavar

Alimentos como el huevo, queso y todos los fundidos al horno o microondas, suelen ser difíciles de despegar. Si te percatas que alguno de los platos tiene alimentos muy pegados, déjalos a remojo en agua caliente durante unos minutos antes de meterlos al lavavajillas.

 

9- Revisar antes de ponerlo en marcha

Antes de encender el lavavajillas, comprueba que no haya comida, cubiertos o cualquier otro utensilio que pueda bloquear el brazo rociador. Esto puede provocar daños en el lavavajillas, además de que no funcione correctamente y los platos no queden completamente limpios.

 

Siguiendo estos consejos, comprobarás que tu vajilla queda mucho más limpia que antes y es más probable que la vida útil de tu lavavajillas aumente. ¿Conoces más trucos para cargar correctamente el lavavajillas? No dudes en escribir un comentario, te lo agradeceremos 🙂

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.