Cómo poner la lavadora, qué no debemos hacer

errores comunes al poner la lavadora

Todos somos conscientes del valor que tiene poner la lavadora por el placer que supone tener en el armario la la ropa bien limpia y ordenada. También sabemos la importancia de tender la ropa del modo correcto. Esto nos puede ahorrar trabajo con la plancha. Pero a veces se nos olvida que, antes de nada, hay que lavar la ropa poniendo en marcha la lavadora. Las prisas y el ajetreo del día a día hacen que no nos fijemos mucho en este primer paso. Pero es fundamental hacerlo bien para conseguir una ropa impecable y sobre todo para no vernos obligados a poner otra lavadora después. Lo cual significará que hemos perdido tiempo y hemos malgastado agua, electricidad, detergente, suavizante…

Por eso hoy queremos compartir con vosotros algunos de los errores más comunes que todos cometemos o hemos cometido alguna vez, a la hora de poner la lavadora. Para que podáis evitarlos y que vuestra colada sea efectiva al cien por cien, coge papel y boli, ¡Allá vamos!

Los 5 errores más comunes al poner la lavadora

  1. No llenar bien la lavadora

Si vas a llenar a tope la lavadora, deberías meter la ropa más sucia al final, y no al principio. Ten en cuenta, además, que si echas el detergente directamente al montón de ropa cuando el agua ya ha empezado a salir, corres el riesgo de que el jabón no se disuelva. Lo que significa que la ropa saldrá sucia, y que el trabajo habrá sido en vano. Esto conlleva poner la lavadora otra vez.

  1. Utilizar demasiado detergente

Uno de los pensamientos erróneos más comunes es el de llenar el cacito de detergente al máximo para que la ropa te salga bien limpia. Ten en cuenta esto para la próxima colada, más jabón NO es sinónimo de ropa más limpia.

En 2010, The Wall Street Journal advirtió sobre la epidemia de “derrochadores de detergente”. Demostró que el exceso de jabón crea una “marea espumosa dentro de la lavadora, que hace que elementos como la tierrecilla y las pelusas se queden sobre el nivel del agua impidiendo que la ropa se aclare correctamente”. Lo recomendable es echar entre un tercio y la mitad del cacito, en función de cómo esté de sucia la ropa.

errores comunes al poner la lavadora

  1. No dejar que el detergente se disuelva del todo

Si prefieres lavar a baja temperatura, porque crees que la ropa se daña menos, has de tener en cuenta que la baja temperatura puede provocar que el detergente no se disuelva bien. Especialmente en el caso del detergente en polvo. De hecho, en la etiqueta de muchas marcas señala que no son aptas para el agua fría. Tenlo en cuenta cuando pongas tu próxima lavadora.

  1. Abusar de suavizante

Tendemos a abusar del suavizante ya que buscamos un olor agradable y un tacto suave para nuestra ropa, pero el suavizante también tiene desventajas Especialmente para la tela ya que puede quedarse en la lavadora y provocar manchas en la ropa.

Lo mejor es que sólo añadas la mitad del cacito de suavizante para cada ciclo de lavado. Tu ropa adquirirá ese olor tan agradable, tendrá un tacto suave y no sufrirá las consecuencias propias del abuso de suavizante.

errores comunes al poner la lavadora

  1. Secar todo con el mismo programa

La mayoría de las secadoras nuevas especifican bien las diferentes opciones de secado. Dependiendo de las prendas que tengamos que secar.

Pero si la que tienes es un modelo más antiguo y sólo ofrece “secado normal”, “prendas delicadas” y “secado a presión” puede que pienses la primera opción vale para todo. Pues error. El secado normal, al  ser a mayor temperatura, es recomendable para las prendas más pesadas. Por otro lado el «secado a presión» es perfecto para prendas más delicadas. Es un ciclo de calor medio con aplicación de frío al final. De esta forma no quedarán demasiadas arrugas.

errores comunes al poner la lavadora

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.