¿Cuál es el calefactor más seguro del mercado?

calefactor más seguro del mercado

El otoño ya está aquí y se nota el fresquillo en casa. Aunque todavía no es hora de encender la calefacción, pero no viene mal contar con un calefactor portátil que caliente el ambiente en el hogar. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un calefactor? Primeramente, tendremos que diferenciar entre los tipos de calefactores que existen actualmente en el mercado:

  • Calefactor eléctrico
  • Calefactor de gas
  • Estufas pellets
  • Calefactor cerámico

Lo siguiente a tener en cuenta es su potencia, que sean radiadores de bajo consumo y por supuesto, seguros. Por ello, vamos a empezar nuestro análisis de los diferentes tipos de calefactores hablando de las ventajas e inconvenientes de cada uno y por supuesto, de cuál es el calefactor más seguro para tu casa.

 

1- Calefactor eléctrico de aire

Son los calefactores más baratos, los hay de todos los tamaños, colores y formas. Van enchufados a la red eléctrica y gracias a un potente ventilador, recoge el aire del ambiente y lo calienta.

Ventajas

  • Solución más rápida y económica para tener calor en el hogar.
  • Ideal para calentar habitaciones de tamaño reducido rápidamente.

Inconvenientes

  • Son ruidosas y acumulan polvo que es difícil de limpiar.
  • Consumen más energía que otros tipos, aunque existen calefactores eléctricos de poco consumo.
  • Cuando las apagas el frío vuelve rápidamente.

Nivel de seguridad:  ★★★ (3/3)

Normalmente bien equipados con sistemas de seguridad como un apagado automático para ciertas situaciones de riesgo.

 

2- Estufas eléctricas de metal

calefactor más seguro del mercadoEste tipo de estufas son aquellas que van enchufadas a la red eléctrica y calientan uno o varios tubos de metal que se ponen incandescentes. No calientan el aire, es un calor más directo. En los pueblos del norte de España es habitual tener alguna de estas estufas para calentarte al salir de la ducha. En la actualidad existen modelos con diseños muy refinados.

Ventajas

  • Son silenciosas.
  • Calor que no reseca el ambiente.
  • Ideales para calentar algo momentáneamente como por ejemplo un baño frío o calentar alguna zona concreta del cuerpo, como pueden ser los pies en la oficina de trabajo.

Inconvenientes

  • Únicamente calienta aquello que tiene enfrente, no la estancia en general.

Nivel de seguridad: ★ (1/3)

Prohibido colocar ropa encima y pueden producir quemaduras al contacto con las mismas. Por lo tanto, es recomendable colocarlas fuera del alance de niños y/o mascotas.

 

3- Calefactor de gas

Las estufas o calefactores de gas son aquellas que emiten calor a través de un panel catalítico, por radiación. Pueden ser de gas catalíticas, llama azul o infrarrojos.

Ventajas

  • Puedes ajustar el nivel de la llama.
  • Mayor ahorro energético.
  • Sirven para calentar espacios grandes de la casa de hasta 35 m2.

Inconvenientes

  • No usar en habitación que tienen una mala ventilación.
  • Existen ciertos modelos de estufas de gas que producen más emisiones perjudiciales para nuestro planeta que otros.

Nivel de seguridad: ★ (1/3)

Riesgos de quemadura mínimo. Sin embargo, a pesar de que los nuevos modelos incluyen nuevos sistemas de seguridad, estimen las precauciones con este tipo de aparatos y mucho cuidado con dejarse encendido el gas.

 

4- Estufas pellets

Mezcla de modernidad y tradición ya que es una especie de chimenea eléctrica. El pellet se obtiene a partir de restos vegetales como serrín o virutas de madera, respetando así el medio ambiente.

Ventajas

  • Calientan grandes estancias de hasta 100m2.
  • Ideales para estancias rurales que no tengan una chimenea.
  • Combustible ecológico y que contamina poco.

Inconvenientes

  • Requieren de una limpieza más en profundidad.
  • No se pueden poner en cualquier habitación de la casa, necesita salida de humos. Además, son más pesadas y por lo tanto más difíciles de transportar.
  • Las más caras del mercado.

Nivel de seguridad: ★★ (2/3)

La parte de atrás no debe estar cubierta por ningún tipo de tela u otros materiales similares porque podría quemarse. En cuanto al cristal delantero, evita el contacto como ocurre con las chimeneas convencionales.

calefactor más seguro del mercado

5- Emisor termostático

Los más comunes son el calefactor cerámico o de aluminio. Enchufados a la corriente, estos aparatos emplean bobinas eléctricas para calentar el ambiente de la estancia. Estéticamente son los que más se parecen a un radiador convencional, incluso puedes fijarlo a la pared y utilizarlo como tal.

Ventajas

  • Muy eficientes a la hora de mantener el calor durante más tiempo, sobre todo los calefactores cerámicos.
  • No genera humos, ni gases, ni ningún tipo de olor.
  • Fácil de limpiar, basta con pasar un trapo húmedo.

Inconvenientes

  • Se utiliza más el modo fijo, por lo tanto, tendrás que comprar las piezas portátiles aparte.

Nivel de seguridad: ★★★ (3/3)

Es de los más seguros. Los modelos más novedosos incluyen la última tecnología: termostato incorporado o programación digital para que se apague cuando la habitación alcance la temperatura deseada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.