Trucos para eliminar manchas difíciles

Cómo quitar las manchas difíciles

 

Todos conocemos pequeños trucos para quitar aquellas manchas difíciles de nuestras prendas. Nuestras abuelas ya utilizaban algunos muy útiles y que siguen contándose de generación en generación.

Es por ello que en esta entrada del blog de La Casa Tecno, hemos querido recopilar alguno de los consejos más utilizados, para que tú también consigas dejar la ropa perfecta sin importar de qué es la mancha y que junto con tu lavadora tengas los mejores resultados.

Siempre es recomendable hacer estos trucos justo después de mancharnos, cuando esté fresca, para que sean más eficaces. Pero eso no significa que independientemente de cuándo pongas en práctica estos consejos, no obtengas buenos resultados.

 

Materiales

Cómo quitar las manchas difícilesAlgunos de los materiales más utilizados para eliminar las manchas difíciles de nuestras prendas, son habituales en nuestras casas, por lo que no necesitaremos realizar un gran desembolso para poder realizar los siguientes trucos.

  • Uno de los más utilizados es el jabón lagarto, jabones caseros o de Marsella. La típica pastilla de color blanco o amarillento que encontraremos en cualquier droguería o supermercado. Aunque con él, deberemos frotar nuestras prendas, es bastante efectivo y deja un agradable olor en la ropa.
  • Hacer una pasta con agua y dejar actuar en la mancha. Es lo que se puede ver en algunos anuncios de detergente, y es algo muy efectivo ya que contamos con el poder limpiador del detergente.
  • Jabón de lavavajillas o quitamanchas, aplicados directamente en la mancha. Con el quitamanchas recomendamos aplicarlo a una distancia bastante alejada de la prenda, ya que puede llegar a desteñir los colores, o aplicarlo por la parte trasera de ésta.
  • El vinagre es uno de los remedios caseros más utilizados en la limpieza del hogar, ¿por qué no utilizarlo en nuestra ropa también? Si lo unes al agua o al bicarbonato, tendrás un buen agente limpiador para la mayoría de manchas.
  • Siempre es útil que tengas un pequeño cepillo para poder retirar el exceso de materiales como el bicarbonato o los polvos de talco, como veremos más adelante. Ya sea uno de dientes exclusivo para esta tarea, o uno de uñas, serán muy útiles en la limpieza.

 

Manchas de vino tinto

Para el vino tinto siempre se ha dicho que con vino blanco, empapando la prenda y después a la lavadora es uno de los recursos más utilizados.

Pero te recomendamos utilizar sal. Aplica una capa de sal encima de la mancha y espera a que absorba por completo el vino derramado. Retira la sal sobrante, si necesitas un pequeño cepillo para eliminarla por completo.

Cómo quitar las manchas difíciles

Manchas de sangre

El agua oxigenada es muy eficaz para retirar las manchas de sangre de nuestras prendas. En un fregadero, sujeta la prenda y vierte agua oxigenada para retirar el máximo de la mancha. También puedes utilizar de la misma manera, amoníaco o agua muy fría directamente del grifo o recién sacada del congelador.

 

Manchas de tinta

La leche fría, el alcohol o el agua oxigenada, son una buena opción si queremos quitarlas. Si te decantas por el alcohol, te recomendamos dar pequeños golpecitos a la mancha con un algodón o trapo limpio impregnado, hasta conseguir eliminar el máximo posible.

 

Manchas de aceite o grasa

Cubre estas manchas con polvos de talco o con maicena. Déjalos actuar unos minutos, ya que estos productos ayudarán a absorber el máximo del aceite de tu ropa. Una vez veas que ya está prácticamente absorbida la mancha, retira con un cepillo suavemente.

 

Cómo quitar las manchas difíciles

Manchas de óxido

El limón es lo más recomendado por todo el mundo sobre este tipo de manchas. Ya sea utilizado solo o junto con sal a modo de pasta que frotaremos ligeramente sobre la mancha; será uno de los mejores recursos contra el óxido.

 

Manchas de sudor

Las molestas manchas de sudor, que estropean nuestras prendas justo bajo las axilas, se eliminan fácilmente con agua oxigenada. Impregna estas manchas y a la lavadora, verás que tus prendas quedan perfectas, como recién compradas.

 

Chicle

Contra el chicle no hay nada mejor que el frío para endurecer este material y rasparlo hasta eliminarlo. Tendremos que tener en cuenta que dependiendo de la tela en la que esté fabricada la prenda manchada, es posible que no consigamos quitarlo por completo y que necesitemos más de un intento para retirarlo.

 

Estos son algunos de los trucos más habituales, ¿conoces alguno más? . ¡Queremos probarlos!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.