¿Cómo afecta el agua dura a los electrodomésticos?

agua dura

 

Seguro que has oído hablar en numerosas ocasiones de la dureza del agua. En España si has viajado a otras ciudades habrás podido comprobar cómo el agua del grifo sabe mejor o peor. Si te acercas al mediterráneo es posible que no te guste mucho. En cambio, en la zona del cantábrico, Castilla y León o Madrid el agua te puede resultar más sabrosa.

Esto es debido a la dureza del agua. Dependiendo del punto del país habrá aguas más duras o más blandas. En el caso de las duras, puede afectar al rendimiento y a la vida útil de los electrodomésticos. Veamos cómo.

 

Agua dura y agua blanda: características

La dureza del agua es la concentración de minerales que existe en el agua, especialmente sales de magnesio y calcio. Así, según su concentración pueden clasificar en varios tipos:

  • Aguas blandas: contienen menos de 150 mg/l de carbonato cálcico.
  • Las aguas medias: están compuestas de entre 150 – 200 mg/l de carbonato cálcico.
  • Aguas duras: concentración de entre 200 y 400 mg/l de carbonato cálcico.
  • Aguas muy duras: más de 400 mg/l de carbonato cálcico.

En Almería, La Comunidad Valenciana y Baleares es donde más dura es el agua en España.

 

agua dura

 

Como hemos visto, cuánto más dura es el agua, más cantidad de minerales contiene y, por tanto, transporta más cal. Esto tiene unas consecuencias negativas:

  • El sabor del agua del grifo es peor. La dureza es capad de modificar el sabor a través de la concentración de los minerales que lleva.
  • Puede producir problemas en la piel. La cal en contacto continuado con la piel causa sequedad e irritabilidad en la piel además de obstrucción en los poros. En los casos más graves puede provocar dermatitis. También reseca el cabello.
  • Obstrucción de tuberías. La cal se acumula en las tuberías reduciendo su diámetro y como consecuencia se pierde presión.
  • Daños en el rendimiento de los electrodomésticos que pueden lastrar su funcionamiento y reducir su vida útil.

 

¿Qué consecuencias tiene el agua dura en los electrodomésticos?

La cal del agua dura tiene unas consecuencias concretas en diferentes electrodomésticos que hay que tener en cuenta para que sus riesgos sean menores.

 

En la lavadora

El principal problema que tienen las lavadoras que funcionan con agua dura, es que van a requerir más detergente para funcionar. A este tipo de agua dadas sus características les cuesta más hacer espuma por lo que necesita más jabón y supone un gasto mayor.

Por otro lado, los componentes de este tipo de agua provocan que la ropa se destiña y terminen rompiendo los tejidos.

La solución muchas veces puede ser utilizar productos antical aunque supone un plus de gasto. Por eso, la instalación de un descalcificador es el mejor remedio.

 

En el lavavajillas

agua dura

Un exceso de cal, provocado por las aguas duras, provocará que la vajilla de cristal salga blanca. También ocurre lo mismo que en la lavadora: necesita más jabón para funcionar y esto aumenta el gasto económico. Igualmente, la cal del agua se puede acumular en las tuberías y provocar menor presión del agua o una avería del lavavajillas.

Para evitar los vasos blancos la utilización de sal es un remedio muy eficaz que ablanda el agua. Es recomendable su utilización en todas las zonas con agua dura para que la vajilla salga con un acabado perfecto.

 

En las calderas y termos

Los calentadores de agua también notan el efecto negativo del agua dura. Si utilizamos un filtrador de agua que elimine los minerales causantes de la cal, las calderas y los termos enviarán un agua más blanca y menos abrasiva a los electrodomésticos para que su funcionamiento sea mejor y no haya averías.

También desaparecerán esas manchas que produce la cal en la ducha, las paredes y en los lavabos que hace que estemos limpiando mucho más a menudo nuestro baño.

 

En la cafetera

La calidad del agua es imprescindible para un buen café. Si el agua que utilizamos para la cafetera es dura, puede provocar averías en la máquina incluso afectar al sabor del propio café. Por eso es importante que no se queden restos de cal en su interior. Para ello, hay que descalcificar la cafetera a menudo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.