Consejos para congelar tus alimentos

Congelar es uno de los procesos más utilizados para preservar la comida, evitando que aparezcan bacterias nocivas. Además, puede conservar la comida durante un largo periodo de tiempo y que tengamos platos preparados siempre a mano.

En el blog de la Casa Tecno, te damos algunos consejos para que puedas congelar correctamente platos ya preparados, carne y/o pescado.

A tener en cuenta

  • Envasado

Un buen truco para congelar alimentos, es hacerlo en envases que se puedan abrir y cerrar. Es muy útil para cuando tengas gran cantidad de productos congelados y solamente quieras una pequeña porción, sin tener que descongelar todo.

Te recomendamos etiquetar con la fecha de congelación y del contenido cada uno de los recipientes. Ten en cuenta además, que la comida cocinada dura mucho más tiempo dentro del congelador, más que los alimentos no cocinados.

  • Corte de electricidad

En caso de que se produzca un corte eléctrico, es imprescindible que mantengas el frigorífico y el congelador cerrado, para que mantenga el frío interior. Si tienes pocos alimentos congelados, te recomendamos que los pongas unos cerca de otros, para que funcionen como los bloques de hielo y el proceso de descongelación sea más lento.

  • Congelar no es para siempre

Aunque sea un método que dura mucho tiempo, ten en cuenta que los productos congelados no duran toda la vida. Es por ello recomendable que etiquetes con fechas los productos, y que tengas un inventario de la comida. Así no se te echarán a perder, y comerás productos mucho más ricos.

  • Nunca vuelvas a congelar un alimento ya descongelado, excepto si se cocina.

Cuando se descongelan los productos, hay que tener en cuenta dos factores: de qué tipo de alimento se trata, o sea, de qué cantidad de agua está formado; y la calidad y el aislamiento del envoltorio con el que se ha congelado. Según esto, la comida se verá más o menos alterada en su textura, sabor y color.

Los microbios de los alimentos vuelven a la vida cuando descongelamos un alimento, es por ello que se recomienda cocinar los productos, ya que con el calor se eliminan.

 

Congelar la carne

Para que la carne siga manteniendo su calidad, no tenemos simplemente que meterla en el congelador. Ya que al ser un alimento muy rico en proteínas y que contiene mucha agua, es más probable que se contamine con bacterias como la E-coli o la salmonella.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la carne esté totalmente fresca. El tipo de corte que tenga, puede darnos una pista de cuándo tenemos que congelarla. Cuanto más grueso sea el trozo de carne, más tiempo puede esperar en el frigorífico sin tener que congelarlo.

Ya que los filetes más finos son más “aptos” para las bacterias; se recomienda su consumo en una fecha más cercana a su compra, o en su congelación. La carne picada es la que menos aguanta en el frigorífico, por lo que hay que congelarla rápidamente.

Aproximadamente la carne dura unos 6 meses congelada, todo dependerá del tipo de carne. Y toma nota, la mejor temperatura para el congelador de la carne es -18 °C.

 

Congelar el pescado

La primera recomendación es congelarlo cuando sea fresco, para eliminar el parásito del anisakis. Ya que se elimina el riesgo entre temperaturas a -20ºC entre 24 y 48 horas antes de su consumo. Por eso es recomendable congelarlo nada más llegar a casa, eso sí, que esté completamente limpio.

Al igual que con la carne, la mejor temperatura para su congelación es -18ºC. Si tu congelador tiene la función “Súper congelación” te recomendamos activarla, para que los alimentos no pierdan propiedades.

Para una mejor conservación es recomendable utilizar recipientes con cierre hermético, ya sean tuppers o bolsas con zip. Y apuntar siempre la fecha de congelación y del tipo de pescado, para que tengas un control.

Si tu congelador tiene cajones, coloca el pescado en el cajón superior, ya que allí se congelará antes, así que te recomendamos colocarlo aquí previamente y una vez congelado, podrás moverlo a otros cajones sin problema.

Recuerda que puedes congelar el pescado y consumirlo hasta 6 meses después, siempre que sea a una temperatura de -18ºC.

 

Otros alimentos que se pueden congelar

Huevos

Esto nunca lo habíamos oído, pero los huevos también se pueden congelar. Eso sí tendrán que estar sin cáscara, separando las yemas de las claras y batiéndolas. ¡Esto puede salvarnos de más de un apuro cuando no sabemos qué cenar!

Pan

Únicamente se puede congelar el pan fresco, ya que si la barra tuviera varios días podría romperse al descongelarla.

Tanto en bolsas de congelación como en papel de aluminio se conservará perfectamente, lo ideal sería durante 4 semanas, aunque puede aguantar hasta 3 meses.

 

¿Utilizas este método de conservación? Cuéntanos tus trucos 😉

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.