5 trucos para alargar la vida del aspirador

alargar la vida del aspirador

 

El aspirador es uno de los electrodomésticos más importantes de nuestra casa. Y es que, es esencial para limpiar adecuadamente cada estancia del hogar. Sin él, el polvo y las pelusas no se terminarían de eliminarse del suelo.

Si elegimos bien este aparato, puede durarnos mucho tiempo porque generalmente no lo utilizamos diariamente como sí lo hacemos con la televisión, el frigorífico o el lavavajillas.

Pero su vida útil no solo depende de contar con un buen aspirador. También es esencial que le demos un buen uso y le cuidemos para que no se estropee muy temprano.

Por eso hoy en La Casa Tecno, te contamos una serie de consejos para alargar la vida del aspirador.

 

Trucos esenciales para el buen cuidado de la aspiradora

Para alargar la vida del aspirador es importante prestarle atención a cada elemento del mismo:

 

1.     Los cables o la batería

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de un buen mantenimiento de la aspiradora, es el cable (de aquellas que lo tengan). Un cable en mal estado puede llegar a provocar un incendio o una electrocución.

Para evitarlo, es importante que al utilizar el sistema de recogida automático (si dispone de ello) vigiles su trayectoria para que no haya ningún objeto que dañe el cable.

En el caso de que no disponga de este sistema, recoge los cables enrollándolos y atándolos con una brida para que no se deformen.

Para aquellas aspiradoras sin cables, carga la batería tal y como lo recomiendan en el manual de instrucciones. Un mal uso de la misma, reducirá su vida útil.

 

2.     El depósito o la bolsa

alargar la vida del aspiradorTanto si tu aspirador es con bolsa o, por el contrario, cuenta con un depósito para la suciedad, debes saber que hay que vaciarlo antes de esté completamente lleno.

Las bolsas de los aspiradores con bolsa hay que cambiarlas cuando veas que queda poco para que se llene completamente.

Para aquellos aspiradores sin bolsa, lo recomendable es vaciar el depósito cada vez que se utiliza para que esté siempre limpio y no se escape la suciedad.

 

3.     Los filtros

Los filtros de los aspiradores son unas piezas que sirven para atrapar aquella suciedad que no se ha recogido en la bolsa o en el depósito y tienen la misión de que el aire que expulse el aspirador esté limpio.

Para un correcto funcionamiento de este aparato, es fundamental que los filtros estén limpios para que no se obstruyan y, por tanto, cumplan con su función. Por eso, es recomendable limpiarlos de vez en cuando, quitando las pelusas y los restos de suciedad que se hayan acumulado. No te olvides de comprobar primero si son lavables o no.

 

4.     Las boquillas y cepillos

La mayoría de aspiradores vienen con varias boquillas y cabezales específicas para diferentes superficies. Por tanto, utilizar cada una donde es conveniente es otra forma de realizar un buen mantenimiento de esta máquina, por muy obvio que parezca.

Igualmente, la limpieza de estos elementos es fundamental para que realicen correctamente su trabajo. En el caso de los cepillos, estos suelen acumular en el exterior pelos y pelusas tras cada pasada que pueden provocar atascos. Para quitar los pelos, lo mejor es cortarlos con una tijera.

Por otro lado, no trates de utilizar los aspiradores escoba en aquellos lugares donde no pueden llegar. Para ello, utiliza el aspirador de mano si viene incorporado.

 

alargar la vida del aspirador

¿Qué elementos no debemos aspirar?

El aspirador es un aparato pensado para aspirar pequeñas sustancias como el polvo o las pelusas. No trates de aspirar lo que no se puede o se romperá:

  • El cristal. Por muy pequeños que sean, los trozos de vidrio podrían dañar la bolsa del aspirador o rayar cualquier elemento interior, por lo que no se te ocurra nunca aspirarlos. Utiliza una escoba para recoger estos restos.
  • Las cenizas. La chimenea desprende cenizas tras cada uso. Este polvo negro ensucia mucho y nuestra primera reacción puede ser aspirarlo. Pero cuidado, antes de hacerlo deja que se enfríen durante unos días porque están calientes y pueden dañar la aspiradora.
  • Los líquidos. La potencia de absorción de un aspirador no está diseñada para los líquidos, solo para pequeñas partículas sólidas. Para limpiar derrames, utilizar una fregona, un papel absorbente o una bayeta.
  • Pequeños objetos. Grapas, clips, trocitos de plástico, … seguro que estamos tentados a aspirar cualquier objeto pequeño que veamos por el suelo. Pero estos trocitos pueden quedarse atrapados en las boquillas o en el conducto interior del aspirador y provocar daños en el aspirador.
  • Polvo grande. Cuando haces una reforma (por cierto os recomendamos a Naebu), la estancia arreglada y prácticamente toda la casa, se llenan de polvo grueso. Nuestra primera reacción puede ser pasar el aspirador, pero no va a poder con esta gran cantidad de suciedad. Para ello, primero barre para eliminar lo más superficial y luego ya puedes aspirar el polvo más pequeño.

Estas son nuestras sugerencias para alargar la vida del aspirador. ¿Sabes alguna más? Puedes dejarnos tus recomendaciones en los comentarios. Estaremos encantados de recibirlas 😉

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.